Páginas vistas en total

Indice de rutas

jueves, 10 de junio de 2021

Barranco de Obantzea, y cimas de Zoiolagaña y Elimendi desde Arguiñano

La ruta de hoy transcurre en el Valle de Guesálaz, situado en la zona sur de la Sierra de Andia, en lo que llaman las Tierras de Iranzu. Increible ruta que partiendo del pueblo de Arguiñano remonta el barranco de Obantzea por un sendero que te transporta a otro mundo y es una auténtica delicia para los sentidos. El reino del musgo y los liquenes. De lo más bonito que he visto en muchos años. El sendero por el barranco está hitado y también tiene unas marcas rojas de pintura. La senda se ve que está muy pisada y se sigue sin problemas. No hay ningún paso complicado asi que solo os puedo decir que disfruteis del recorrido. 

Remontado el barranco nos dirigimos por una pista que rodea la vertiente sur del monte Otsaurka a las Bordas de Arriba. Este camino transcurre principalmente bajo un hayedo. La zona de las Bordas de Arriba es una zona de pastos. Por aquí veremos vacas y caballos. Seguidamente comenzamos a subir hacia la cima de Zoiolagaña. Mientras subimos por el hayedo tenemos que atravesar una alambrada. Todas las alambradas que pasamos lo hacemos por su ataka o paso habilitado y están indicadas en el track. A veces no hay senda definida pero tampoco hace falta. Cada uno puede ir subiendo más o menos por donde le plazca. Una vez alcanzado el cordal no se tarda mucho en llegar a la primera cima, la de Zoiolagaña (1147 m). Cima coronada por una placa metálica indicando el nombre de la cima y su altura. A lo lejos, por el noroeste, distinguimos el monte Beriain; ese lo conocemos. Vemos muchos más pero la mayoria no los conozco. Desde la cima también vemos la siguiente que vamos a subir: Elimendi o Artesa El nombre de Artesa se debe a que posee una característica y curiosa forma de Artesa invertida, recipiente utilizado antiguamente para amasar el pan, y del que deriva la palabra artesano. El aspecto de la cima recuerda, también, al de un volcán. Dejamos Zoiolagaña y bajamos al Collado de Zoiola (1004 m) después de atravesar un murete por su paso y por una ladera con un poco pendiente. La bajada se realiza por donde uno quiera ya que no hay una senda definida. Es terreno limpio. Una vez abajo enlazamos con una pista y tras pasar una langa llegamos al collado. Comenzamos de nuevo a subir y vamos al encuentro de la pista por la que se asciende al Elimendi. Esta pista transcurre bajo un hayedo. Es una subida relativamente corta; son ciento y pico metros de desnivel. Una vez arriba nos dirigimos hacia un gran monticulo de piedras. Ahí está la cima: Elimendi (1135 m). Al lado del montículo de piedras hay otra placa metálica con el nombre de la cima y su altura. Buenas vistas alrededor. Esta cima de Elimendi tiene una cima oeste que es donde se encuentra el buzón. Ahora nos toca bajar hacia la pista de tierra que va a Arguiñano. Bajamos por una senda hitada a traves del boj. Hay que andar atentos a los hitos sino quiere uno andar bajando apartando ramas. Una vez en la pista ya todo es coser y cantar y llegar al pueblo de Arguiñano es un paseo.

Los pasos por las alambradas, puertas, etc están indicados; no hay que hacer cosas extrañas para pasar los cercados. 


Track para GPS:


El pueblo de Irujo desde la entrada del pueblo de Arguiñano. Hemos dejado el coche justo a la entrada, donde está el cementerio y una ermita.

Los montes Ollakarizketa, Peña Grande, Esparatz.

Nos encaminamos hacia el pueblo.

Justo a la entrada del pueblo vemos una bonita casona de piedra.

Y al lado está otra casa con un escudo de armas.  
La fuente en la entrada del pueblo.

Arguiñano.  
Nos dirigimos a la parte alta del pueblo por una pista. Más arriba veremos que también hay sitio para aparcar.  
 Justo delante del coche vemos un hito. A partir de aquí nos dirigimos hacia el barranco de Obantzea y seguiremos los hitos. La verdad que está bien hitado todo el camino.  
 Desde el camino vemos el embalse de Alloz y los pueblos Muez (centro-izquierda de la foto) y Villanueva de Yerri (por la derecha).  
 Atravesamos una langa y acometemos un pequeño descenso.  
 Una placa nos informa que entramos en el barranco de Obantzia u Obantzea.  
 La entrada del barranco.  
 El camino es muy bonito. Pasamos junto a unas paredes de roca.  
 Entramos después en una zoma muy bonita; el musgo cuelga en todas las ramas.  
 Coincidimos con otro grupo. Todos vamos alucinando con los que vemos.  
 El amigo Eneko junto a los árboles cubiertos de musgo.  
Creo que ente punto, donde nos topamos con las paredes de rocas con oquedades, nos encontramos en en lo que sería o es el cauce del regacho Obantzea.  
Oquedades.  
 A partir de estas paredes con oquedades comenzamos el tramo más bonito con unos pasajes de encanto.  
 Parece la entrada a otro mundo.  
 Damos con un muro. Vemos también puntos de pintura roja. Estos puntos siguen el mismo camino que los hitos.  
 Seguimos caminando por el cauce del barranco. Me pregunto si este recorrido se podrá hacer después de varios días de lluvía.   
 Otro murete de piedras y detrás una especie de cascadita seca.  
 Esto tiene toda la pinta de ser una cascada y una poza.  
 Otro punto rojo en el árbol.  
 Llegamos a otro pasaje bonito entre grandes bloques de roca.  
 Justo en este punto el camino se estrecha y se cierra a unos veinte metros. Merece la pena internarse porque el lugar es espectacular. Luego hay que volver a este punto y subir por la senda escalonada que se aprecia en la parte derecha de la foto.  
 Justo donde está la perrita se cierra el camino.  
 Subimos por la senda escalonada. Hay un hito indicando esta subida pero es fácil despistarse. También hay una buena marca de pintura roja en una de las ramas.  
 Seguimos por el vallecito.  
 En este punto el barranco se bifurca en otros dos barrancos. Vemos dos hitos. El camino hitado continua por la derecha pero nosotros vamos a seguir por el camino de la izquierda. Al final llegaremos al mismo sitio pero nosotros daremos un poco más de vuelta.  
 LLegamos a otra zona preciosa con unos pasos entre rocas que son una delicia.  
 Poco a poco empiezan a aparecer las hayas y el valle se va abriendo, ya no estan angosto.  
 Estamos disfrutando muchísimo con este camino.  
 Por nuestra derecha vemos un murete de piedra. Justo al otro lado del muro  hay una pista de tierra. Ya hemos remontado el barranco.  
 Accedemos a la pista a través de este paso.  
 Y ahora un paseo casi llano bajo un bonito hayedo que se encuentra en la falda sur del monte Otsaurka,  
 Llegamnos a la zona de campas. En frente el monte El alto.  
 Esta zona se la conoce como las Bordas de Arriba.  
 Un montón de yeguas con sus potrillos y el macho vigilante. Al fondo el monte Otsaurka.  
 Comenzamos a subir hacia el cordal. Damos con una alambrada y la seguimos hasta dar con su ataka para pasasr al otro lado.  
 Llegando al cordal.  
 Por allá Zoiolagaña.  
 Hacia el noroeste asoma el monte Beriain.  
 Una gozada este cordal. Allí a lo lejos vemos la Peña de Etxauri.  
 Cima de Zoilagaña.  
 No hay que hacer cosas raras para cruzar las alambradas. Andoni ya se encargó de meter todos los pasos en el track. Esto es de agradeceder.  
 Zoiolagaña con su placa. Detrás el monte Elimendi al que iremos después.  
 Elimendi.  
 Desde la cima de Zoiolagaña, a lo lejos: Mortxe (izquierda), Peña Etxauri (centro)  
 Hora del almuerzo.  
 Después de almorzar nos dirigimos al collado de Zoiola. Toca bajar sin senda definida.  
 Elimendi y el collado de Zoiola.  
 Zoiolagaña desde el collado de Zoiola.  
 Desde el collado seguimos unas debiles rodadas sobre la hierba que se meten en el hayedo.  
 Un buen camino asciende hacia el Elimendi.  
 Cima de Elimendi, con un gran mojón de piedras,  
 Mirada atrás desde Elimendi: monte Zoiolagaña.  
 El embalse de Alloz desde el Elimendi.  
 El monte Elimendi tiene otra cima: Elimendi W. Esta cima es la que tiene el buzón montañero.  
 Y ahora toca ir al encuentro de la pista por la que volveremos al pueblo de Arguiñano.  
 Seguimos un camino hitado entre el boj.  
 Ya vemos la pista. Nos hemos tenido que pelear un poco con el boj para ir encontrando la mejor manera de bajar.  
 De allí arriba venimos.  
 Una buena fuente con tres askas. Un agua estupenda.  
 Hace calorcete y los caballos se están dando un buen baño refrescante.  
 El monte Elimendi desde la pista   
 Donde están esos dos coches aparcados hemos pasado al comienzo de la ruta asi que ahí cerramos la circular.  
 Bajando a Arguiñano.  
 El lavadero de Arguiñano.  
 Y nada más ¿os parece poco?. Después nos hemnos ido a comer y beber unas sidras a un bar de Muez que estaba junto a un polideportivo. Buen final de ruta.