Páginas vistas en total

Indice de rutas

sábado, 14 de noviembre de 2020

Camino de Baztan / Etapa 2 / Ainhoa-Elizondo

Camino de Baztan
Etapa 2
Ainhoa-Elizondo

La noche en el albergue de la Gîte de Harazpy ha sido fabulosa. De vez en cuando me despertaba por la noche, más bien me despertana el sonido de la lluvia que no paraba de caer. Pensaba "madre mía la que nos espera mañana", cerraba los ojos y me volvía a dormir. Si ayer el día fué lluvioso, la previsión para hoy es mucho peor. Nos espera lluvia y más lluvia. 

Al levantarnos preparamos un té y terminamos el poco pan que nos sobró ayer de la cena. Dejamos el albergue sobre las 8h30 y milagrosamente deja de llover. Vamos a ver si encontramos algo abierto en Ainhoa para desayunar, aqunue el pueblo es tan pequeño que posiblemente no haya nada abierto. Según atravesamos la calle principal del pueblo comprobamos que todo está cerrado, parece un pueblo fantasma. No sé si esto e normal o es producto del covid. Justamente, al final de la calle, encontramos una panaderia artesana abierta y decidimos probar suerte. Nada más traspasar la puerta nos llevamos una inmensa alegria, no solo era panaderia sino que también era cafetería, pero esta quedaba un tanto escondida y desde la calle no se veía. Pedimos unos cafés, y la señora, un cielo de mujer, nos da a probar unos pequeños trozos de pan de higos secos con miel y otros de pan de naranja con chocolate y miel. Estaban buenísmos. Después de la cata no pudimos resistirnos y compramos un buen trozo de pan de higos secos. Una vez desayunados nos ponemos en marcha para recorrer la segunda etapa. Por delante tenemos 25 Km y 850 metros de desnivel positivo. Hoy dejamos el Valle de Xareta, también conocido como el valle de las brujas, para cruzar al Valle de Baztan por mítico puerto de Otsondo. Hoy dejamos Francia para adentrarnos en España por el paso fronterizo de Dantxarinea.


Track para el GPS:




La panadería artesana 'Les pains d'epice d'Ainhoa' donde desayunamos antes de comenzar la ruta. Aquí preparan unos panes de especias, muy típicos en Francia, que son deliciosos. Los panes son una especie de mezcla entre pan y bizcocho. Los había de higos secos, de naranaja y hasta de pimientos de Espelette.

El cartel anunciando los panes de especia.

Ayer no pudimos ver el monte Larrun porque estaba muy nublado. Hoy el tiempo está igual que ayer pero de vez en cuando se abren ventanas y podemos ver el paisaje lejano. Hoy si, hoy podemos distinguir el perfil del monte Larrun de camino a Dantxaria.

Dantxaria está a casi dos kilómetros de Ainhoa y es su barrio más importante. Es la muga de España y Francia. En la parte francesa está Dantxaria y en la española está Dantxarinea, que pertenece a Urdazubi/Urdax. El nombre proviene del célebre "dantzari" Joannes de Quirno que, enriquecido por la pesca de la ballena, compró las tierras del lugar y se hizo construir tres casas llamadas "Dancharienea".

Estamos en Dantxarinea. En la foto, donde se encuentra la caseta, se puede ver el paso fronterizo por donde acabamos de pasar.

Tenemos que seguir un tramo la carretera. Esto es horroroso pero el negocio es el negocio.

Dantxarinea está llena de centros comerciales, tiendas de licor, de ropa, gasolineras... La diferencia de precio en muchos productos respecto a Francia es tan considerable, que muchos franceses recorren muchos kilómetros para realizar aquí las compras y repostar combustible.

Desde Dantxarinea tomamos un camino que se dirije a Urdax. El camino está bastante encharcado en algunos tramos, pero con paciencia conseguimos no mojarnos los pies.

Comenzamos a ver unos bonitos indicadores de piedra grabada. En este caso anunciando el barrio de Leorlas de Urdax. Estos indicadores son obra de un artista de Urdax llamado Genaro Fagoaga.

Bonito camino. Aunque no se ve, por nuestra derecha tenemos el río Ugarana.


El camino nos saca a la carretera que va a Urdax donde nos encontramos con otra piedra-indicador anunciando el barrio de Iribere, cuna del artista Genaro Fagoaga. A partir de aquí veremos muchas de sus obras.


Y ante nosotros se nos abre una estupenda panorámica de Urdax y sus campas. Al fondo, justo encima del pueblo, destaca el pico del monte Alkurruntz.

Una bonita fuente de doble caño: Altxuren iturria. Seguimos encontrando piedras grabadas que ponen nombre a los lugares y dota de personalidad a este tramo de la ruta. 


Más adelante otra curiosa y original fuente también realizada por Genaro Fagoaga.

Y aquí, en el barrio de Iribere, se encuentra la casa de este singular artista que lo mismo talla piedras, como construye una fuente o un lavadero.

En la fachada de su casa hay un precioso banco donde reza "GURE PAUSA LEKUA" que viene a traducirse como 'nuestro lugar de pausa'.

El lugar desde luego no pasa desapercibido. Podemos ver multitud de obras repartidas alrededor de su casa. Montones de piedras talladas.

Y una colección de aperos y herramientas cual museo etnográfico.

Más adelante, ya en la entrada del núcleo del pueblo, nos recibe este bonito caserío donde hay un bunker al lado.


Cruzamos un pequeño puente y entramos en Urdax donde destaca el monasterio de San Salvador.


Uno de los principales encantos de Urdazubi/Urdax es el estilo arquitectónico predominante en sus construcciones, el cual combina de forma armoniosa el carácter señorial con el tradicional. Son casas construidas por habitantes del lugar que emigraron a la americas (indianos) en busca de fortuna y que tras conseguirlo, volvieron a su lugar de origen y construyeron varias casas que imprimen un carácter solemne y señorial al centro urbano. En primer plano la casa Indianobaita.


A lo largo de los siglos X y XI, se levantó el monasterio de Urdax 


Al fondo, tras el canal de alimentación, el molino de Urdax. Los monjes se consagraron a la construcción de canales y puentes (de ahí su nombre "ur eta zubi" que significa "agua y puente" en euskera) y un molino, gracias a lo cual pudieron trabajar el hierro y moler el grano.


La casa Mitxelena del s. XVIII. una casa de indianos.

Otra casa de indianos: Donpedroenea (la que queda en la mitad de la foto)

Recorremos el pequeño pueblo y tenemos suerte, está abierto el bar-restaurante Koska. Hacemos una paradita para coger fuerzas antes de afrontar la subida del puerto de Otsondo.


Desayunamos por segunda vez. Menudo caldo que le han puesto a Eneko. Cualquiera le sigue después.

Después del doble desayuno regresamos al puente sobre la erreka Ugarana, desde donde saco esta foto. A partir de aquí tenemos una subida con un desnivel de 500 m.

Pasamos junto a una hermosa calera que a pesar de la vegetación parece estar en buen estado de consevación.

Comenzamos remontando la falda del monte Elordi / Otsondoko zeharra. La subida es bastante llevadera. Hemos afrontado algún repecho pero por lo demás se sube poco a poco y cómodamente por un ancho camino. Vamos atravesando un bonito bosque de robles.

Pasamos por una fuente, pero no bebemos porque vemos el agua un poco turbia.


Y esta es autopista por la que vamos.


Estamos llegando al collado de Otsondottiki, un collado donde hay un cruce de caminos.

Por nuestra izquierda tenemos la ladera oeste del monte Basandegi.


Pasado Otsondottiki tomamos una bonita senda que atraviesa rincones realmente preciosos. En uno de ellos nos encontramos con una pequeña cascada.


Estamos bastante cerca del puerto. Caminamos entre alerces y hayas mientras la niebla se nos hecha encima por momentos.

Espectacular este camino atravesando ahora un hayedo.


Salimos a un área de descanso y picnic muy bonita. Se escuchan los coches pasar así que la carretera y el puerto están muy cerca.

Hasta tiene un refugio.

Tal y como era de esperar, a excasos metros del área de descanso, se encuentra el alto de Otsondo. El mayor esfuerzo del día ya lo hemos hecho. Ahora es casi todo bajada hasta llegar a Amaiur donde tenemos intención de parar a comer.

Comenzamos el descenso hacia Amaiur atravesando un bonito alerzal.


El monte Alkurruntz domina toda esta zona.


El macizo de Gorramemdi, uno de los importantes del Baztan, no lo podemos ver porque lo cubre la nube.

Bonito camino de bajada.

Estampa otoñal.

Cruzamos Araneako erreka por un puentecillo de madera.

De camino a Amaiur. Ahora por camino más cómodo.


Sale el sol, y allí donde llegan sus rayos, comienza a evaporarse la humedad del camino.

Enlazamos con una pista de hormigón. Señal de que nos estamos acercando a Amaiur,


Pastos muy cerca de Amaiur con los montes Betarteko haitzak (iaquierda) y Alkurruntz (derecha) de fondo.

Asoma el Castillo de Amaiur.


Antes de llegar a Amaiur pasamos  por esta fuente con un una piedra grabada con un sol.

En la entrada del pueblo nos recibe la Ermita de la Virgen del Pilar.

En la subida al castillo podemos ver un enorme monolito conmemorativo, es el monumento al Resistente Desconocido.

Decidimos subir al castillo.

Vista del pueblo de Amaiur desde el camino que sube al castillo.


A mitad del camino tenemos un banco para realizar una parada.


Castillo de Amaiur. Hito conmemorativo que recuerda que Amaiur/Maya fue el último foco de resistencia frente a la conquista de Navarra y su incorporación a la corona de Castilla (S.XVI). Recientes excavaciones arqueológicas han sacado a la luz algunas torres del ya desaparecido castillo.


Buenos recuerdos me trae este lugar por el que pasé e hice noche con Beltri haciendo la Ruta de los contrabandistas del Bidasoa (Ruta KB).

Vista hacia el valle de Baztan desde el castillo. Abajo la iglesia de Amaiur.

Vista hacia el Puerto de Otsondo, de donde venimos.

Amaiur es un pueblo-calle donde la población construyó sus casas siguiendo el trayecto del Camino de Santiago del Baztan.


Una parada en la fuente de Santiago.

El famoso arco en la entrada del pueblo.


Iglesia de la Asunción


Crucero frente a la iglesia



El molino de Amaiur. Hoy esta cerrado. Hay una mesa bajo techo que nos va a venir muy bien para comer.

Sacamos los utiles para cocinar y nos hacemos unos fideos picantes. Con esto y con un trozo de pan de higos más que suficiente.


Estaban buenísimos.


Después de comer nos ponemos en marcha hacia Arizkun (el que se ve en la foto), aunque antes pasaremos por Urrasun, un barrio de Azpilkueta.

Precioso sendero el que va de Amaiur a Urrasun, con las típicas lajas de piedra que usan para cerrar las fincas.

Enseguida llegamos a Urrasun.

El monte Auza, otro de los grandes en el Baztan, cubierto de nubes.

Bonita vista desde Urrasun hacia el macizo de Gorramendi.

En Urrasun nos recibe la ermita de Santiago.

Urrasun

casas en Urrasun con el escudo de Baztan en su fachada. Preciosas casas.


Original banco para dos personas en tiempos de COVID19; cumple con la distancia de seguridad.

Otra preciosa casa en Urrasun.

Al fondo, el pueblo de Azpilkueta con el monte Ezkitz detrás.

Baztan en estado puro. Seguimos disfrutando de estos preciosos caminos. Pero...menudo trabajo tiene que haber sido poner todas estas lajas de piedras clavadas en el suelo. Muy barata tenía que estar la piedra para que se use tanta y de esta manera.


Vaya tramo más bonito este de Urrasun al barrio de Ordoki.


Salimos a la carretera y la cruzamos. Nos dirigimos al barrio de Ordoki (Arizkun). Aquí hay un bar así que aprovecharemos para tomar un café y una cerveza que en Amaiur estaba todo cerrado.

Ha parado de llover y sale el arcoiris, abarcando el macizo de Gorramendi.



Paradita en el Uxoa.

Nada más salir de Ordoki, y de camino a Arizkun, cruzamos el río Baztan. Nos encontramos con un precioso puente medieval: el Puente de Berro.

Puente de Berro, en el barrio de Ordoki (Arizkun).

Río Baztán.

Camino de Ordoki a Arizkun.

Enseguida llegamos a Arizkun, otro bonito pueblo del valle de Baztan.

La iglesia de San Juan Bautista.

Impresionantes casas.


Letrero a la salida del pueblo sobre la fachada de una de las casas.

Pasado Arizkun el camino baja hacia una hondonada con un prado y una bonita erreka (Uasalgo erreka) que lo cruza.

Un rincón muy bonito.

Las flechas amarillas que seguimos. Sin ellas estamos perdidos.

La hondonada con la erreka, muy bonita.

Una gran construcción que todavía mantiene su caracter agresivo y guerrero llama nuestra atención. Se trata del Palacio de Bergara, un palacio de cabo de armeria. Los palacios de cabo de armeria son solares originarios de los linajes más antiguos del Reino de Navarra. Hay escritos del año 1366 donde ya se menciona este palacio.

Llegando al pueblo de Elbete.

Pasamos junto al Palacio de Jarola, otro palacio de cabo de armería. Es de estilo barroco. Resalta sobre esta sobria fachada la puerta enmarcada con columnas y el balcón central. Asimismo es de destacar su prominente alero de madera tallada, típico de la zona.

La PArroquia de Santa Cruz en Elbete. En el suelo de la plaza destaca el gran escudo de Baztan.


Elbete y Elizondo son dos poblaciones que están juntas pero que las separa el río Baztan. Cruzando el puente entramos en Elizondo.

Ayuntamiento de Elizondo. El diseño de su construcción esta basada en el Palacio de Jarola, que como podeis observar tienen bastante similitudes.

Tenemos ganas de llegar al albergue y no nos ponemos a callejear por Elizondo. Cruzamos la ciudad y nos dirigimos a un polígono industrial a las afueras que es donde se encuentra el albergue Kortarixar. Teniamos intención de regresar a Elizondo y darnos una vuelta pero después, por la lluvía y un poco el cansancio, descartamos la opción.

En el albergue de Kortarixar. Una habitación de cuatro plazas para nosotros solos. Abajo del albergue hay un bar, que son los que gestionan el albergue, y también hay un supermercado BM. Nosotros después de una buena ducha bajaremos al bar y allí nos tomaremos unas cuantas cañas antes de cenar unos platos combinados. Y esto ha sido todo por hoy. Hasta mañana corazones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar aquí su comentario y en breve será publicado