Páginas vistas en total

Indice de rutas

jueves, 7 de diciembre de 2017

Zubeltzu y Elatzeta desde Irún

Paseito vespertino después del currar. He cogido el topo en Arragua (Oiartzun) y me ido a Belaskoenea (irún). La idea es hacer un pequeño recorrido para unir dos montes, Zubeltzu y Elatzeta, los cuales albergan unos torreones construidos durante la Guerra Carlista por el bando isabelino. En Irún se construyeron ocho torreones iguales, de los cuales solo quedan estos dos, siendo el del monte Elatzeta el que mejor se conserva. Un paseo agradable del que he disfrutado mucho. Los colores otoñales han estado muy presentes en el recorrido.

Descripción del recorrido: 
Desde la estación de Euskotren de Belaskoenea (Irún) se sube al alto de Iparagirre en el barrio de Lapitze. Pasado los caseríos Elordi y Elorditxipi se toma el camino hacia Zubeltzu (indicado por un poste de señalización). Se alcanza el collado de Altamira por donde pasan un par de torres de alta tensión. Buenas vistas hacia Peñas desde este punto. La cima de Altamira o Piko Gaña queda a la izquierda y tiene una pequeña edificación. Es terreno privado. Después del collado de Altamira se llega a una trifurcación. Se toma el camino de la derecha y al poco se llega a la campa cimera de Zubeltzu donde, al fondo, puede verse las ruinas de uno de los ocho torreones del bando isabelino que se construyeron en Irún en la Guerra Carlista. Esta campa esta delimitada por una alambrada y por su perímetro hay un sendero. Por la derecha, junto a la alambrada, se rodea la campa hasta alcanzar el otro extremo donde hay una caseta, un puesto de caza y el vértice geodésico de nombre Zubeltzu. Frente al vértice se encuentra la ataka para acceder al interior de la campa y al torreón en ruinas.

Visitado el torreón se regresa a la trifurcación atravesando la campa donde en el otro extremo también hay atakas para pasar la alambrada. Una vez en ella se toma el camino de la izquierda que desciende. Al llegar a una curva, donde por la izquierda nace un marcado camino, se sigue por la derecha unos ciento sesenta metros hasta llegar a la vaguada del monte donde hay restos de una mina. Se regresa a la curva y se toma el camino de la izquierda que desciende suavemente por un pinar en dirección al caserío Aristigazte. No se llega a este caserío porque a unos ochenta metros, desde la curva, se toma otro camino, muy bonito por cierto, que nace por la derecha y sale más abajo a la pista que conduce a Uruneko Errota.

Al llegar a este antiguo molino, por donde pasa el Camino de Santiago, se toma el ancho camino de la derecha. Más adelante se cruza Olakiñetako erreka por un pequeño puente de cemento. Doscientos setenta metros más adelante, pasada una curva que va girando a la derecha, hay que estar atentos para tomar un sendero que baja hacia la cercana erreka y la cruza por un pequeño puente improvisado con una pequeña pasarela metálica de las que se suelen utilizar en los andamios. Pasada la erreka el sendero se bifurca. El sendero de la derecha se adentra en el vallecito y lo recorre pegado a la erreka, mientras el de la izquierda, el que nos interesa, asciende hasta alcanzar una pista, la que va al caserío Olakiñeta. La pista se alcanza tras andar unos cuatrocientos metros.

Al llegar a la pista se va por la izquierda hasta toparnos con un claro sendero que asciende por la derecha la ladera del monte Elatzeta. La traza de este sendero es clara pero hay que decir que es empinado. Tras unas zetas en el tramo final se alcanza el camino principal que desde la cima de Elatzeta desciende hacia Bentak por su ladera norte. En la cima del Elatzeta también hay una campa y también esta rodeada por una alambrada. Se puede seguir la alambrada yendo por la derecha hasta alcanzar la cima donde se encuentra el segundo de los ocho torreones isabelinos que se construyeron en Irún. Este torreón es el que mejor se conserva. Después se continua por la loma Oeste, por un sendero donde hay varios puestos de caza. El último tramo del sendero transcurre junto a la alambrada y se sale a la carretera que une Bentak con el barrio de Olaberria.

Una vez en la carretera hay que ir por la misma hacia la izquierda unos doscientos cincuenta metros, hasta llegar al desvío donde un pequeño cartel pone 'OSONDO'. Se continua por esta pista descartando cualquier otra que pueda surgir por la izquierda. Tras pasar por un pequeño vertedero de escombros de desciende hasta alcanzar el caserío Mokozorrotz (queda a la derecha al llegar a la bifurcación). Una vez en el mismo solo queda seguir la pista, pasar bajo la AP-8 y poco después alcanzar la carretera GI-2134 (Oiartzun-Bentak). Después se atraviesa una pequeña parte del barrio de Bentak hasta llegar a la estación de Euskotren.


Mapa del recorrido:   



Track para GPS:




Esta foto está sacada muy cerca del alto de Iparagirre (Iparagirreko gaina) en el barrio de Lapitze, mirando hacia el oeste. Al fondo el monte Elatzeta. En el plano medio, con la loma de pinos y justo detrás de la linea de alta tensión, el monte Zubeltzu hacia el que voy ahora mismo.


El caserío Elorditxipi y el monte Altamira detrás,


Pasado los caseríos Elordi y Elorditxipi, a muy pocos metros, a la derecha se encuentra el desvío hacia Zubeltzu. Hay un poste de señalización que lo indica como ruta nº 9. Este camino tiene un buen repecho.


El camino estaba precioso.


Por mi izquierda, según subo, la cima del monte de Altamira o Piko Gaña. Hace unos años estuve hablando con el dueño del edificio que hay en la cima. Me dijo que a la cima le llamaban Piko Gaña y que en su día, también hubo un torreón en esta cima denominada Zubeltzu bajo. De este torreón no quedan vestigios.


Entre el monte Altamira y Zubeltzu está el collado de Altamira por donde pasa el tendido eléctrico.


Bonitas vistas despejadas hacia la vertiente irunesa de Aiako Harria desde el collado. Alguno de los montes que se ven: Arburuko Harria, Burkalleku, Mugarriluze, Belitz...



Después del collado se llega un cruce. Se toma el camino de la derecha para ir a la cima de Zubeltzu. Luego hay que volver a este punto para continuar de frente.


Cogiendo el camino de la derecha enseguida se llega a la campa cimera de Zubeltzu. Al fondo puede verse las ruinas del torreón de Zubeltzu al que denominaban Zubeltzu alto.



Para ir al otro extremo de la campa se sigue por la derecha, por un sendero junto a la alambrada.


Las ruinas del torreón dentro de la campa.


Llego a la cima de Zubeltzu donde hay una caseta, un puesto de cazadores y el vértice geodésico. Desde aquí tenía que haber buenas vistas antaño pero ahora no hay vistas pues la campa esta cubierta de árboles, principalmente pinos.


Junto al vértice está el paso de alambrada (ataka) hacia la campa para acercarse al torreón.


Detalle del vértice geodésico.


Me acerco al torreón de Zubeltzu alto (el apelativo 'alto' era para diferenciarlo del otro que estaba en la cima de Altamira) o lo que queda de él que no es mucho. Más información sobre estos torreones en: http://www.ingeba.org/liburua/fortificaciones%20irun%20g%20carlistaBR.pdf


Saco fotos desde todos los ángulos. Es una pena que estas ruinas cada vez vayan a menos. Son parte del patrimonio histórico de un pueblo y si fueran restaurados podrían publicitarse adecuadamente con nuevas rutas balizadas.


Desde el interior del torreón.


He vuelto al cruce, donde estan los tres caminos. Tomo el camino que desciende. Ahora bajaré hacia el Uruneko errota, un caserío que fue un antiguo molino.


Me desvío del camino para ver una mina. En toda esta zona del monte Zubeltzu hay varias. Llego a una vaguada donde parece que a la roca le han metido mano pero no veo una bocamina clara. Solo veo un pequeño agujero sin apenas profundidad. Puede que se trate de una pequeña mina abierta o que haya sido cegada su entrada. Tengo que volver por esta zona con más calma por que me consta que hay varias minas romanas.


Continuo bajando hacia Uruneko errota. El camino es muy bonito y con un trazado claro.


Llego al comienzo del valle de Olakiñeta donde se encuentra Uruneko Errota, un viejo caserío reformado que antaño fue molino.


Aquí confluyen dos errekas, Urdiñegiko erreka (izquierda según la foto) y Malkorreko erreka (derecha) formando Olakiñetako erreka.


Toda esta zona hay que decir que es muy bonita. El tramo por el que voy a ir ahora es parte del Camino de Santiago pero yo voy en el sentido contrario.


Puente sobre Olakiñetako erreka.


Olakiñetako erreka vista desde el puente.


A poco más de cien metros, junto al camino, se aprecia una antigua mina. Parece que está cegada.


Por la izquierda se alza el monte Elatzeta hacia donde voy.


Abandono el Camino de Santiago y cruzo la erreka por este puente para comenzar a subir el monte Elatzeta.


Al lado de este pequeño puente hay una pequeña balsa de agua, seguramente de algún otro viejo molino.


Pasado el puente cojo un sendero que tira para arriba. Este sendero me dejará en la pista que va hacia el caserío Olakiñeta.


Una vez en la pista he ido en dirección al caserio Olakiñeta y a unos cincuenta metros he cogido un sendero que sube fuerte hacia la cima de Elatzeta. La parte alta del Elatzeta actualmente carece de vistas por estar completamente arbolada. Solo alguna parte, por ejemplo esta por la que trasncurre el tendido eléctrico me ofrece una panorámica del barrio de Ventas de Irun y Txingudi.


Llego a la cima del Elatzeta donde se encuentra el torreón.




Bajaré a la carretera Bentak-Olaberria siguiendo el cordal con abundantes puestos de caza.


Una vez en la carretera me dirijo hacia la izquierda (sureste) en busca de esta otra pequeña carretera que se encuentra a unos doscientos treinta metros.


Descartando cualquier camino que salga por mi izquierda bajo a Mokozorrotz, otra zona minera de Irún.

Este es el caserío Mokozorrotz.


La cabra ya ha buscado techo por si llueve.


El monte Elatzeta y el caserío Antojuto Errota


Paso bajo la AP-8


y salgo a la carretera que une Oiartzun con el barrio de Ventas de Irun.


De camino a la estación del topo (Euskotren) paso junto a la empresa TESA de la multinacional Assa Abloy.


Y tras un pequeño paseo llego a la estación.