Páginas vistas en total

Indice de rutas

lunes, 15 de enero de 2018

Montes de Oiartzun, circular desde Altzibar por Altamiralarre, Oteitz, Elorrietako Kaskoa, Perizarra y Arraskuelarre

El viernes una vuelta por algunos montes de Oiartzun con el amigo Beltri. Una pequeña circular desde el barrio de Altzibar donde el objetivo es dar a conocer un par de pequeños montes muy visibles del valle de Oiartzun pero muy poco visitados excepto por cazadores. Estos montes son: Altamiralarre (180 m) y Arraskuelarre (202 m). No he encontrado en la red información de los mismos, nada, ningún track, reseña, etc. Solo algo de información de algunas batallas carlistas. Tampoco es de extrañar que no haya nada pues son cimas de baja altura, sin vistas o muy reducidas, y por lo tanto sin mucho interés para el montañero. ¡Pero ahí están! Estos dos montes se encuentran entre los barrios de Altzibar y Karrika. La carretera que sube a Atikutza pasa entre estos dos montes una vez se sale desde Altzibar.

Descripción del recorrido:

Desde el barrio de Altzibar (30 m) nos dirigimos hacia la sidrería Aduriz donde comienza la pista (Otsakane bidea) que sube hacia los caseríos ubicados en la falda oeste del monte Altamiralarre; Iriarte Berri, Altamira, Malburu, Erretegitxiki, Erretegi Bizarrene. Al poco de comenzar a subir dejamos un ramal a nuestra izquierda que conduce al caserío Agirre. Seguimos subiendo y enseguida comenzamos a tener bonitas vistas del barrio de Iturriotz por nuestra derecha. Al final de la cuesta comienza a verse el caserío Iriarte berri. Una vez pasamos este caserío el camino se suaviza hasta llanear. Alcanzamos un pequeño edificio que queda a nuestra derecha (112 m) y a lo lejos divisamos el caserío Altamira y la cima arbolada de Altamiralarre. En este punto abandonamos la pista y tomamos un claro sendero que sube perpendicular hacia el cordal tras pasar una pequeña puerta metálica. Alcanzamos el cordal a la altura de un pequeño rellano (128 m) y buscamos la ataka para continuar por el mismo atravesando un prado donde hay una charca cercada. Pasada la charca tenemos que cruzar la alambrada que delimita el prado para continuar por el cordal, pero no vemos una ataka por donde hacerlo. Al final encontramos, cerca de un puesto de caza, una parte de la alambrada lo suficientemente baja como para poder pasar por encima de ella. El sendero, de traza clara, asciende por el cordal comunicando los puestos de caza hasta alcanzar la cima de Altamiralarre (180 m). La cima carece de vistas, y salvo un puesto de caza con su andamiaje, no hay nada que marque su cota máxima. 

Seguimos un tramo por el cordal, por este parte más limpio que en la subida, y poco después la traza del sendero desciende hacia la pista de cemento que se encuentra muy cerca del caserío Erretegi Bizarrene. Mientras bajamos dejamos por nuestra derecha una pequeña edificación en el bosque que podría tratarse de un depósito. Una vez en la pista nos acercamos hasta el caserío Erretegi Bizarrene, donde frente al mismo sale un camino hacia el caserío Albistur (150 m). Seguimos la linde del prado dejando una pequeña hondonada arbolada a nuestra izquierda. Al llegar a la altura del caserío Albistur abandonamos el prado por una puerta metálica y accedemos a la pista cementada del caserío frente a la entrada del mismo. Continuamos por esta pista con bonitas vistas del barrio de Karrika y su bonito valle hasta alcanzar una bifurcación. Seguimos por la derecha (de seguir por la izquierda saldríamos a la carretera que sube a Artikutza) en suave subida dejando un edificio a medio construir a nuestra izquierda. Más arriba llegamos a un pequeño núcleo (153 m) formado por los caseríos Haizeder, Altzatxiki, Altzatxikiberria y Matxillenda. 

Nos encontramos en la vertiente NO del monte Oteitz y para alcanzar el cordal para subir a esta pequeña cima tenemos que continuar un poco más por la pista que de seguirla completamente no llevaría a Ozentzio y Sorondo. La abandonamos al llegar a un cruce (238 m), donde vemos las marcas verdiblancas del SL-GI 1004 (Cima de Elorrieta), giramos a la izquierda y continuamos por la pista hasta alcanzar el cordal. Cruzamos una langa (260 m) y comenzamos una dura subida por la loma junto a la alambrada que queda a nuestra derecha. Las vistas de Oarsoaldea y el monte Jaizkibel son buenas. Con un poco de esfuerzo alcanzamos la arbolada cima de Oteitz. Continuamos por el cordal herboso y despejado y tras superar el collado de Tximistalepo (365 m) subimos a la cima de Elorrietako Kaskoa donde se encuentra el crómlech de Elorrieta. Bonitas y despejadas vistas desde esta cima que se alza entre el valle de Karrika y el de Sarobe. Bajamos al Collado de Sorondo (302 m) siguiendo las marcas balizadas verdiblancas del SL-GI 1004 por camino ancho. 

Desde el collado bajamos a la carretera GI-3631 (Oiartzun-Artikutza) y continuamos descendiendo hacia el Valle de Karrika por el PR-GI 1006 (El corazón de Peñas de Aia) hasta alcanzar la regata Karrika donde se encuentra el azud de Galtzaraberri, precioso rincón donde el agua de la regata se remansa. Cruzamos la regata por un puente (184 m) y continuamos por la pista hasta dar con la bifurcación por la cual se va al caserío Urzelaieta. En esta bifurcación continuamos por el camino de la derecha que en un suave ascenso nos acerca hasta el camino (PR-GI 1007) que desde Pillotasoro baja a Zorrola por Ezkorrin. Una vez en este camino seguimos bajando hasta llegar al cruce por donde fluye una pequeña erreka y hay un poste de señalización (168 m). Descartamos la dirección de Zorrola y seguimos subiendo tras vadear la erreka en dirección Pillotasoro. Este camino atraviesa la falda del monte Arritxurrieta hasta alcanzar el Collado de Bidabieta (224 m) donde hay un cruce de caminos. Desde el collado afrontamos cómodamente la subida por un ancho camino a la cima de Perizarra (254 m). Los pinos dominan esta modesta cota y por desgracia la cima está muy sucia, con zarzas. Nos acercamos todo lo que podemos y damos por tachada la cima. 

Volvemos por el mismo camino al collado de Bidabieta y continuamos descendiendo hasta alcanzar el caserío Zulatxipi borda (144 m). Bonito rincón encajonado donde hay una fuente con abrevadero y por donde fluye la erreka Legarre. Unos cincuenta metros más arriba alcanzamos un cruce (140 m). Continuamos por la pequeña carretera de la izquierda que atraviesa el monte Gainzabal y donde hay diseminados varios caseríos. Visitamos el crómlech de Gainzabal (150 m), emplazado en un pequeño bosquete, y que, si no es por la placa que lo identifica, ni nos percatamos. Un poco más abajo, siguiendo por el bosquete paralelos a la carretera llegamos al cruce de Zabalea (141 m) por donde se puede bajar hacia Karrika o continuar hacia Altzibar pasando por el restaurante Goikoetxe. Nosotros bajamos hacia Karrika y tras pasar el caserío Zabalea continuamos un poco más hasta llegar a un pabellón que queda a la derecha de la pista. Antes del mismo hay un claro camino que sale por la derecha y asciende hacia la cima de Arraskuelarre (202 m). En esta cima, también arbolada, donde abundan los castaños y robles americanos, se encuentra una gran cruz de hormigón de unos cinco metros tirada en el suelo. Un vecino de Karrika nos ha contado que la tiraron 'unos de Oiartzun' al parecer porque no comulgaban con el motivo por el que fue alzada. No tenemos claro si esta cruz tiene relación con los carlistas o con la guerra civil. En cualquier caso, en la cruz hay una placa, en parte destruida, donde puede leerse a duras penas " A la memoria de los héroes que lucharon...". Junto a la cruz hay dos grandes bloques de hormigón que creemos eran bancos. Desconocemos si existe alguna romería a este monte y si se oficiaba alguna misa en su cima. 

Continuamos por la cresta, más o menos cómodos y comenzamos el descenso hasta dar con un ancho camino que recorre buena parte de la falda oeste del monte para ir a salir al camino que desde Karrika va a Altzibar y que transcurre junto a la erreka Karrika. Poco después pasamos por la empresa Cardesa y entramos en el barrio de Altzibar donde finalizamos el recorrido.


Mapa del recorrido:






Track del recorrido:




Fotos del recorrido:


Comenzamos el recorrido en el barrio de Altzibar. Nos llama la atención el arte que tiene 'Martintxo' para decorar su parcela y caravana.


Un par de gatitos sobre el muro nos miran curiosos y desconfiados.


Desde el barrio de Altzibar (30 m) nos dirigimos hacia la sidrería Aduriz donde comienza la pista (Otsakane bidea) que sube hacia los caseríos ubicados en la falda oeste del monte Altamiralarre; Iriarte Berri, Altamira, Malburu, Erretegitxiki, Erretegi Bizarrene. 


Al poco de comenzar a subir dejamos un ramal a nuestra izquierda que conduce al caserío Agirre. 


Barrio de Elizalde con el monte Urkabe detrás.


Seguimos subiendo y enseguida comenzamos a tener bonitas vistas del barrio de Iturriotz por nuestra derecha.


Al final de la cuesta comienza a verse el caserío Iriarte berri.


Caserío Iriarte Berri.


Una vez pasamos este caserío el camino se suaviza hasta llanear. Alcanzamos un pequeño edificio que queda a nuestra derecha (112m) y a lo lejos divisamos el caserío Altamira y la cima arbolada de Altamiralarre. En este punto abandonamos la pista y tomamos un claro sendero que sube perpendicular hacia el cordal tras pasar por una pequeña puerta metálica.


Alcanzamos el cordal a la altura de un pequeño rellano (128m) y buscamos la ataka para continuar por el mismo atravesando una campa donde hay una charca cercada.


Vistas del barrio de Elizalde desde la campa.


la charca no se si es natural o artificial pero parece natural. ¿El ibon de Altamiralarre?.


Pasada la charca tenemos que cruzar la alambrada que delimita el prado para continuar por el cordal pero no vemos una ataka por donde hacerlo. Al final encontramos, cerca de un puesto de caza, una parte de la alambrada lo suficientemente baja como para poder pasar por encima de ella.


El sendero, de traza clara, asciende por el cordal comunicando los puestos de caza hasta alcanzar la cima de Altamiralarre (180 m). La cima carece de vistas, y salvo un puesto de caza con su andamiaje, no hay nada que marque su cota máxima.


Seguimos un tramo por el cordal, por esta parte más limpio que en la subida, y poco después la traza del sendero desciende hacia la pista de cemento que se encuentra muy cerca del caserío Erretegi Bizarrene.


Mientras bajamos dejamos por nuestra derecha una pequeña edificación en el bosque que podría tratarse de un depósito.


Una vez en la pista nos acercamos hasta el caserío Erretegi Bizarrene, donde frente al mismo sale un camino hacia el caserío Albistur.


Seguimos la linde del prado dejando una pequeña hondonada arbolada a nuestra izquierda.


Una cabra y su cabritos al lado del camino.


Al llegar a la altura del caserío Albistur (150 m) abandonamos el prado por una puerta metálica y accedemos a la pista cementada del caserío frente a la entrada del mismo.


Continuamos por esta pista con bonitas vistas del barrio de Karrika y su bonito valle hasta alcanzar una bifurcación.


Caserío Iragorri y el valle de Karrika.


Elorrietako Kaskoa y Oteitz, hacia donde vamos.


Sobre el barrio de Karrika, la última cima que subiremos en esta ruta: Arraskuelarre,


Estaba el monte muy bonito con los jirones de niebla.


Más arriba llegamos a un pequeño núcleo (153 m) formado por los caseríos Haizeder, Altzatxiki (el de la foto), Altzatxikiberria y Matxillenda.


Altzatxikiberria.


Matxillenda.


Una calera en ruinas frente al caserío Matxillenda.




Rentería y la entrada del Puerto de Pasajes. ¡¡Bufff!! ¡¡como humea la papelera de Rentería!!


Montes de Lauhaizeta.


Nos encontramos en la vertiente NO del monte Oteitz y para alcanzar el cordal para subir a esta pequeña cima tenemos que continuar un poco más por la pista, que de seguirla completamente, nos llevaría a Ozentzio y Sorondo. La abandonamos al llegar a un cruce (238 m), donde vemos las marcas verdiblancas del SL-GI 1004 (Cima de Elorrieta), giramos a la izquierda y continuamos por la pista hasta alcanzar el cordal. En la foto estamos alcanzando el cordal.


Cruzamos una langa (260 m) y comenzamos una dura subida por la loma junto a la alambrada que queda a nuestra derecha.


Las vistas de Oarsoaldea y el monte Jaizkibel son buenas.


Con un poco de esfuerzo alcanzamos la arbolada cima de Oteitz.


Pocas vistas en la cima de Oteitz.


Continuamos por el cordal herboso.


Bonitas y despejadas vistas desde esta monte que se alza entre los valles de Karrika y Sarobe.


tras superar el collado de Tximistalepo (365 m) subimos a la cima de Elorrietako Kaskoa donde se encuentra el cromlech de Elorrieta.





Bajamos al Collado de Sorondo (302 m) siguiendo las marcas balizadas verdiblancas del SL-GI 1004 por camino ancho.


Hemos aprovechado nuestro paso por Sorondo para hacer una visita a Antonio, el dueño del caserío y antiguo compañero de trabajo que lleva veinte años jubilado.


Desde el collado bajamos a la carretera GI-3631 (Oiartzun-Artikutza) y continuamos descendiendo hacia el Valle de Karrika por el PR-GI 1006 (El corazón de Peñas de Aia)


Barranco de Arandaran


Valle de Karrika con el caserío Urzelaieta.


Kataxulo borda en la parte baja, junto a la erreka.


Alcanzamos la regata Karrika donde se encuentra el azud de Galtzaraberri, precioso rincón donde el agua de la regata se remansa.


Cruzamos la regata por un puente (184 m) y continuamos por la pista hasta dar con la bifurcación por la cual se va al caserío Urzelaieta. En esta bifurcación continuamos por el camino de la derecha que en un suave ascenso nos acerca hasta el camino (PR-GI 1007) que desde Pillotasoro baja a Zorrola por Ezkorrin.


Valle de Karrika y la siguiente cima, Perizarra, hacia donde vamos.


Bonito camino.


Salimos al camino (PR-GI 1007) que desde Pillotasoro baja a Zorrola por Ezkorrin.


Una vez en este camino seguimos bajando hasta llegar al cruce por donde fluye una pequeña erreka y hay un poste de señalización (168 m). Descartamos la dirección de Zorrola y seguimos subiendo tras vadear la erreka en dirección Pillotasoro.


Este camino atraviesa la falda del monte Arritxurrieta hasta alcanzar el Collado de Bidabieta (224 m) donde hay un cruce de caminos.


Desde el collado afrontamos cómodamente la subida por una ancho camino a la cima de Perizarra (254 m). Los pinos dominan esta modesta cota y por desgracia la cima está muy sucia, con zarzas.


Nos acercamos todo lo que podemos pero las zarzas nos impiden llegar y damos por tachada la cima.


Volvemos por el mismo camino al collado de Bidabieta y continuamos descendiendo hasta alcanzar el caserío Zulatxipi borda (144 m). Bonito ríncón encajonado donde hay una fuente con abrevadero y por donde fluye la erreka Legarre. En la foto el caserío Olatzene; el caserío Zulatxipi todavía no se ve.


Ahora si llegamos a Zukatxipiborda.


su fuente.


Unos cincuenta metros más arriba alcanzamos un cruce (140 m). Continuamos por la pequeña carretera de la izquierda que atraviesa el monte Gainzabal y donde hay diseminados varios caseríos.


Bonitas vistas desde este camino por montes que ya conocemos.


Por allí hemos andado.


Ya le vamos dando la vuelta a la ruta.


Visitamos el cromlech de Gainzabal (150 m), emplazado en un pequeño bosquete, y que si no es por la placa que lo identifica, ni nos percatamos.


Beltri escudriñando las piedras que son y las que no del crómlech.


Un poco más abajo, siguiendo por el bosquete y paralelos a la carretera llegamos al cruce de Zabalea (141 m) por donde se puede bajar hacia Karrika o continuar hacia Altzibar pasando por el restaurante Goikoetxe. Nosotros bajamos hacia Karrika y tras pasar el caserío Zabalea continuamos un poco más hasta llegar a un pabellón que queda a la derecha de la pista.





Antes de llegar al pabellón hay un claro camino que sale por la derecha y asciende hacia la cima de Arraskuelarre (202 m).


Vistas desde el comienzo del camino que sube a Arraskuelarre.


En esta cima, también arbolada, donde abundan los castaños y robles americanos, se encuentra una gran cruz de hormigón de unos cinco metros tirada en el suelo. Un vecino de Karrika nos ha contado que la tiraron 'unos de Oiartzun' al parecer porque no comulgaban con el motivo por el que fue alzada. No tenemos claro si esta cruz tiene relación con los carlistas o con la guerra civil. En cualquier caso en la cruz hay una placa, en parte destruida, donde puede leerse a duras penas " A la memoria de los heroes que lucharon...". Junto a la cruz hay dos grandes bloques de hormigon que creemos eran bancos. Desconocemos si existe alguna romeria a este monte y si se oficiaba alguna misa en su cima.


Esta es una foto de cuando estaba la cruz entera en la cima.





Continuamos por la cresta, más o menos cómodos y comenzamos el descenso hasta dar con un ancho camino


Damos con el camino de bajada.


El camino recorre buena parte de la falda oeste del monte para ir a salir al camino que desde Karrika va a Altzibar y que transcurre junto a la erreka Karrika.


Erreka Karrika que trae mucha agua con todo lo que ha llovido.


Poco después pasamos por la empresa Cadarso y entramos en el barrio de Altzibar donde finalizamos el recorrido.


Despúes nos fuimos por el bidegorri a Ugaldetxo a comer.