Páginas vistas en total

Indice de rutas

domingo, 20 de octubre de 2019

Circular desde Urkizu, por Olamuño, Mendikute, Herniozabal, Ubeltz, Aizpel y Hernio


sábado, 12 de octubre de 2019

Bonita vuelta que partiendo del barrio tolosarra de Urkizu, el barrio rural más alto de Tolosa, asciende primero las modestas cimas de Olamuño y Mendikute, visitando previamente su cueva,  para dirigirse después hacia el cordal del Hernio a través del camino que pasa por el bonito collado de Lizarbakarra. Tras un duro ascenso y una vez en la cresta se ascienden las cuatro cimas más importantes del cordal: Herniozabal, Ubeltz, Aizpel y Hernio. Completada la cresta se desciende hacia el collado de Zelatun para disfrutar de un merecido almuerzo.

La vuelta a Urkizu se realiza por la falda sur del Hernio, por el camino que desciende hacia Bidania. Recorridos unos 800 metros se toma un sendero con una indicación clara hacia Urkizu. Este camino carece de marcas. Poco a poco, se convierte en una senda donde puede que en algún punto surjan dudas pues hay varias trazas, seguramente hechas por animales. En general esta senda apenas pierde altura. La senda termina en un camino herboso donde se encuentra muy cerca la borda de Aitzarte. Unos metros más adelante se sale a una pista, a la altura de una curva cerrada. En este punto se gira a la derecha y se continua por la pista que en poco más de un kilómetro nos lleva al collado de Zelaundi (Zelaundiko lepoa) donde hay una fuente con abrevadero. Desde el collado se desciende hacia la cabecera del barranco de Igaran para continuar por un bonito camino, el PR-GI 81, que de seguirlo nos llevaría a Albiztur a traves del valle de Salubita. El camino se abandona tras una corto descenso al llegar al caserio Larrarte donde se toma otro camino que sin pérdida conduce a Urkizu.




Track para GPS:


Fotos:


El barrio de Urkizu de Tolosa, situado a los pies del monte Hernio, a poco más de 500 metros de altura, ofrece una preciosa vista panorámica. Desde allí se pueden contemplar el valle de Oria, Uzturre, la sierra de Aralar, y la misma Tolosa. Además de su entorno natural, ideal para disfrutar de la montaña, uno de los mayores atractivos de Urkizu es la iglesia San Pedro, construida en el siglo XVI. Sorprende su entrada, ya que se accede a la ermita a través del frontón contiguo.


Saliendo del núcleo de Urkizu se toma el camino empedrado que está junto a la vieja fuente del año 1692. Junto a la fuente hay una mesa de picnic.



Poco después de comenzar a subir por el camino empedrado pasamos junto al caserío Gorostizu Goikoa que queda a nuestra izquierda.


El camino desemboca en la pista que asciende al repetido de Artzubi / Olamuño. Desde algún punto de esta pista tenemos una bonita panorámica de Tolosa y los montes que la circundan.


Esta es la pista que va al repetidor. Una mirada a atrás para contemplar la Sierra de Aralar, desde el Balerdi al Txindoki.


Un poco más adelante pasamos junto a la fuente de Iturro.


La pista que va al repetidor vista desde la fuente de Iturro.


Más adelante llegamos a una bifurcación y tomamos la pista que asciende por nuestra derecha para ir a coger la cresta del monte Olamuño. Una vez arriba, una pequeña puerta metálica evita tener que andar saltando la alambrada para acceder al pastizal. Después una marcada senda nos lleva sin pérdida hacia el repetidor.


La zona del repetidor se encuentra cerrada y el sendero recorre el perímetro junto a la alambrada.


Llegamos a la cima del monte Olamuño ( 781 m. )


Desde la cima las vista hacia la cresta del Herniozabal son muy buenas.


El repetidor de Artzubi. Bajamos a la pista principal, al collado de Olamuño, donde se encuentra la puerta de acceso al repetidor. Un alambre  sirve de cierre por lo que no tenemos que andar saltando y haciendo acrobacias para pasar.


En el collado de Olamuño nos encontramos con tres caminos: el de la derecha que va al repetidor, el de la izquierda va hacia una borda en el bosque y el del centro, balizado con marcas rojiblancas que es el nuestro. Este camino nos lleva al paraje de Ezeizabarrena donde hay una pequeña borda y un hayedo trasmocho (foto).


Borda de Ezeizabarrena.


Un poco más adelante nos encontramos con una bifurcación y señalitica (no tengo foto). Giramos a la izquierda tomando el PR-GI 81. Vamos a coger este camino porque queremos ir primero a la cueva de mendikute y desde la misma acometer la subida a la cima de Mendikute. De no coger este desvío el camino nos llevaría al collado norte de Mendikute. En la foto un tramo del camino por el PR-GI 81


El camino que hemos tomado pasa junto a una bonita borda metida en pleno bosque.


Llegamos a otra bifurcación y aquí abandonamos el PR-GI 81 para adentrarnos en un precioso paraje kárstico donde aflora una vieja calzada que conduce hacia el monte Mendikute.


Restos de la vieja calzada.


Para ir a la cueva tenemos que desviarnos del camino. Tirando de GPS no nos cuesta mucho llegar a la entrada de la cueva de Mendikute.


La entrada es estrecha pero conseguimos entrar sin mayores problemas. Una vez dentro hay una galería por la que se puede andar relativamente cómodo.


Después de un rato dentro de la cueva hemos subido a la cima por un cámino hitado, algo empinado pero sin dificultad. Preciosa la subida. Llegamos a la cima del monte Mendikute ( 816 m. ) donde antiguamente albergaba un castillo perteneciente al reino de Navarra. Se cree que las funciones del castillo era vigilar el camino que unía Tolosa con la costa.


El buzón montañero en la cima puesto por Itsastarrak M.T.


Las vistas desde Mendikute son muy agradecidas. En la foto el valle de Albiztur y el macizo de Intxurre,


Este día fuí con el amigo Eneko y su perrita Dru.


Después de un rato en la cima nos dirigimos hacia el collado norte de Mendikute, lugar habitual para subir a este monte. El camino de bajada es también una chulada. Recientemente han repintado las marcas rojas aunque el camino es muy evidente.


Desde Mendikute vemos el macizo de Izarraitz.


Antes de llegar al collado atravesamos un bonito alerzal.


Desde el collado norte de Mendikute giramos a la derecha para ir coger el camino que sube a Lizarbakarra.


Subiendo a Lizarbakarra. Mirada atrás con el monte Mendikute de donde venimos.


Un fresno solitario en el collado de Lizarbakarra.


Desde el collado todo para arriba siguiendo también las marcas rojiblancas del GR. Desde aquí hay un buen repecho así que hay que tomárselo con calma.


Collado de Lizarbakarra con la borda de Atame en la linea de muga


Llegando a la cresta la subida se suaviza.


Alcanzamos el paraje de Irugurutzeta. A partir de aquí es seguir la cresta hasta el Hernio.


Vistas hacia Olamuño y Mendikute. Al fondo Aralar.


Las vistas hacia el norte una maravilla.


Zarautz, Aia, Orio...


El barrio de Elizmendi (Asteasu) en primer plano y el inconfudible perfil de Donostia a lo lejos.


El amigo Eneko y su perrita Dru en la cima del Herniozabal ( 1011 m. )


Continuamos por la cresta. Ahora toca bajar al collado de Olarreta para acomer la siguiente subida: Ubeltz


Subimos entre puestos de caza hacia la cima de Ubeltz.


Ubeltz ( 1016 m. ). En la cima un vértice geodésico y un buzón tipo cohete.


El buzón en la cima de Ubeltz. Al fondo las siguientes cimas: Aizpel o Mako y el Hernio.


Descendemos hacia el collado de Ezkurreta.


Seguimos por el camino y al llegar a la perpendicular con la cima de Aizpel tiramos para arriba. Desde el collado se puede ir tirando poco a poco hacia la cima siguiendo la rocosa cresta pero es algo incómoda y nosotros optamos por seguir por el camino.


Alcanzamos la cima de Aizpel ( 1068 m. ) coronada por una caseta y un buzón montañero.


El Hernio ya lo tenemos muy cerca.


Enseguida nos plantamos en el refugio de Erniozaleak donde se afronta el último repecho para alcanzar la cima del Hernio y donde se encuentra la famosa cruz con los aros sanadores.


El último repecho.


Un pequeño refugio antes de llegar a la cumbre.


Y, ¡como no!, el Hernio siempre concurrido, da igual el día y la hora.


Vista de la cresta por donde hemos venido.


La cruz del Hernio, la más grande al menos.


Después de un rato en la cima comenzamos el descenso hacia el collado de Zelatun. Bajamos con una pareja, amigos de Eneko.


El pueblo de Regil visto desde la vertiginosa ladera.


Una foto con Caro, Eneko y Javier en una de las bordas de Zelatun donde almorzamos.


Portumatza y una de las bordas de Zelatun.


Desde Zelatun comenzamos el regreso tomando el camino que baja a Bidania.


De nuevo el pueblo de Regil.


Este es un camino muy bonito.


A unos 800 metros despues de salir de Zelatun tomamos el sendero hacia Urkizu, que como veis está perfectamente indicado.


Regil y su valle. Una maravilla.


El camino a Urkizu nos está gustando mucho. Pasa por rincones muy bonitos.


Al final del sendero, y tras cruzar la alambrada que se ve en la foto, salimos a un camino más ancho y herboso. Un poco más arriba se encuentra la borda de Aitzarte.


Poco después salimos a la pista que sube al collado Ezkurreta, entre Aizpel y Ubeltz. Nosotros para abajo.


Llegamos a un cruce situado en el collado de Zelaundi donde se encuentra esta fuente con abrevadero.


Este es el cruce y nosotros hemos venido por la pista donde está el coche.


Desde la fuente tomamos el camino de la izquierday enseguida tomamos el desvío a la derecga que se ve en la foto. Este camino herboso baja hacia una borda que se encuentra en la cabecera del barranco de Igaranerreka.


No podemos acceder a la borda porque la langa está cerrada. Seguimos pegados a la valla hasta llega a la vaguada donde enlazamos con el PR.GI 81


En este punto enlazamos con el PR.


Menudo ramo de setas.


La bajada por el barranco es muy bonita, con grandes hayas junto al camino.


Pero la bajada es un tramo corto y enseguida nos plantamos en la trasera del caserío Larrarte. El camino continua por su fachada.


La fuente abrevadero de Larrarte.


Fachada del caserío LArrarte. El tejado parece nuevo pero el resto está pendiente de mejoras. Mantener esto en buen estado tiene que costar mucho. No me extraña que se abandonen muchos caseríos.


Nuestro camino que nos llevará a Urkizu. Este camino trascurre bajo la ladera suroeste del monte Mendikute.


Al fondo asoma el Mendikute con su rocosa cima.


Aralar, desde Balerdi al Txindoki.


Llegando a Gorostidi. Todos estos caseríos están en ruinas o en bastante mal estado.


La sierra de Aizkorri a lo lejos y el Murumendi que destaca por la derecha.



MIrada atrás con el caserío Larrarte a lo lejos.


Una borda en Gorostidi.


Aunque nos vamos acercando a Urkizu estamos dentro del término de Albiztur. El caserío de la foto pertenece a Albiztur. El monte detrás del caserío es el Otsabio.


¡Vaya!, parece que hemos venido por un camino privado. Los caseríos están deshabitados aunque los terrenos parecen que se siguen cuidando ya que hay algunos animales pero esto me parece extraño.


Llegando a Urkizu.


y fin de ruta.