Páginas vistas en total

domingo, 12 de febrero de 2012

Raquetada por el Valle de Ata

Domingo 12 de febrero de 2012

Hace poco mi amigo Fernando me propuso ir al valle de Ata (Navarra), ubicado en la parte suroriental de la Sierra de Aralar, y hacer un pequeño recorrido con raquetas. La idea era acercarnos hasta el pequeño pueblo de Madotz (Navarra) con los niños para jugar en la nieve y de paso hacer una pequeña escapada de un par de horas. Al final, con tanto frió como se esperaba, optamos por ir solos y como iba a ser nuestra primera experiencia en la nieve, y además con raquetas, optamos por alquilar las mismas en una tienda deportiva.

Por este valle, donde destacan el monte Soroaundi al Sur y el monte Akier al Norte, hay una subida clasica desde Madotz hasta el Santuario de San Miguel de Aralar.

Aquí os dejo la sesión de fotos.

Llegamos al pueblo de Madotz con la idea de raquetear unas tres horitas y volver a casa a la hora de comer. El pequeño aparcamiento situado junto a la carretera lo encontramos casi lleno y conseguimos meter el coche en un hueco con el asfalto helado. Después de prepararnos comenzamos a caminar.  Hace bastante frió, 3 o 4 bajo ceroPhotobucket

Saliendo de Madotz
Photobucket

Con la ayuda del GPS enseguida damos con la pista hacia el Valle de Ata
Photobucket

Las vistas son extraordinarias. Comenzamos a caminar, pero al poco de empezar,  decidimos ponernos las raquetas.
Photobucket

Fernando con las raquetas puestas más contento que un niño con zapatos nuevos
Photobucket

parece que esto funciona y hasta se anda comodamente.
Photobucket

Hay bastante nieve, y se mire donde se mire, todo nos parece alucinante. Al principio el camino transcurre junto a un cercado y vamos subiendo suavemente
Photobucket

Después el camino se estrecha y se nos empieza a caer la baba. El camino está muy protegido del viento y la verdad es que vamos muy cómodos a nivel de temperatura
Photobucket

Nos adentramos en el bosque por un sendero sin perdida
Photobucket

Detalle de la nieve sobre las ramas
Photobucket

En algunas partes, las ramas forman una bóveda
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Estamos disfrutando de lo lindo
Photobucket

El camino, aun con nieve, está bastante marcado.
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

De pronto, el móvil pita: un mensaje. ¡¡Anda, hasta tenemos cobertura!!
Photobucket

Photobucket

Este camino sin nieve tiene que ser precioso pero con nieve, buaf!!!, sin palabras!!!
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Llegamos al portillo de Ata, una alambrada que da paso al valle
Photobucket

Una vez se pasa la alambrada se termina el bosque y se llega a una zona abierta.
Photobucket

El monte Akier a nuestra derecha
Photobucket
y el Valle de Ata por delante
Photobucket

En esta zona estamos desprotegidos y corre bastante aire. A la mínima que te paras se empieza a notar frio.
Photobucket

Las nubes cruzan de norte a sur bastante veloces
Photobucket

Seguimos un poco más adelante pero ya tenemos casi la hora de darnos la vuelta
Photobucket

decidimos continuar hasta un pequeño tocón que hay más adelante
Photobucket

Por la zonas altas está corriendo mucho viento
Photobucket

El viento va esculpiendo la nieve
Photobucket

Llegamos a una pequeña regata helada
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Una vez en el tocón nos damos la vuelta. Nos hubiera gustado llegar hasta la piedra de Roldan pero se nos iba a hacer tarde así que lo dejaremos para otra vez.
Photobucket

Volviendo
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Detalle de las raquetas
Photobucket

Precioso el bosque
Photobucket

Photobucket

Un pequeño acebo destaca en el camino
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Carámbanos para los Gin Tonic
Photobucket

Llegando a Madotz
Photobucket

Fuente
Photobucket

Al llegar a Madotz damos un pequeño rodeo para ver sus casas
Photobucket

Serán pocos los que viven en este pueblo pero menudas 'casitas' tienen
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Vista del pueblo con la iglesia
Photobucket

Photobucket

Photobucket

No han sido muchos Km, ni hemos recorrido todo el valle, pues la idea era dar una vuelta y probar la experiencia de las raquetas, pero lo que nos ha quedado claro es que queremos volver y recorrer todo el valle hasta San Miguel de Aralar. Espero que dentro de unos meses pueda poner un reportaje del mismo. Comentaros una vez más que hemos disfrutado mucho y hemos vuelto a casa más que satisfechos. ¡¡Inolvidable raquetada!!