Páginas vistas en total

Indice de rutas

miércoles, 21 de marzo de 2018

Altzo y el cordal de Otsabio desde Alegia

En esta ruta nos hemos juntado Pili, Beltri, Nicolás, Sara, Joxé y yo. Hasta Alegía nos hemos acercado buena parte del grupo 'Al monte desde Donostia' en el tren de cercanías para subir el monte Otsabio y recorrer su preciosa cresta.

El monte Otsabio se sitúa entre las cuencas del río Araxes y del río Oria y forma parte de las estribaciones más occidentales de la sierra de Aralar. La rocosa y boscosa cumbre se eleva al E. de Altzo ( 100 m ) y su barrio más alto de Altzo muño ( 217m ), cuna de D. Miguel Joaquín de Elizegi, más conocido como el gigante de Altzo , que llegó a medir la nada usual altura de 2,42 m. alcanzando un peso de 184 Kg. Junto al caserío Ipintza Zaharra hay un relieve a tamaño natural del tal personaje. 


Descripción del recorrido:
Desde Alegía iremos por el Camino de Santiago hacia Altzo Azpi y subiremos a Altzo Muño siguiendo las marcas del PR-GI 113 por un camino que nace frente a la iglesia. Una vez arriba, junto a la Ermita de Santa Bárbara y el frontón, visitamos la estatua del gigante de Altzo; la pelicula 'Handia', ganadora de varios Óscar, está inspirada en la historia real de este personaje de Altzo. En la exposición permanente del Museo San Telmo (Donostia), en el claustro alto, se muestran un sombrero, un par de guantes, una horma de zapato, una silla y un dibujo a tamaño natural de Joaquín. 

Atravesamos el pequeño núcleo urbano de Altzo Muño y nos dirigimos hacia el Collado de Arrimaga siguiendo el Zarateko bidea que rodea la colina de Elordi por el norte. Desde el collado seguimos las marcas del PR-GI 113 que nos llevan hasta la misma cima de Otsabio/Muñobil (801m). Un par de cruces, un par de buzones y un vértice geodésico coronan esta rocosa cima. Una vez en la cresta solo queda continuar por la misma andando con cuidado pues toda la cresta está invadida por el lapiaz que dificulta el avance. Las vistas hacia Aralar son magníficas donde a parte de la Malloa destaca el Txindoki mostrando su vertiente más salvaje.

Pasaremos por unas cuantas cotas con toponímia propia como son Austokietako Gaina y Antxusietako gaina antes de alcanzar la cota máxima de este precioso monte: Laparmendi (814m). Las vistas hacia el Uzturre y el cordal Uli-Erroizpe son magníficas y a veces podemos ver los pueblos de Lizartza, Gaztelu y Orexa. Tras pasar por otra pequeña cota de nombre Leizetxiki (797 m) alcanzamos el Collado de Pagoaundi donde el lapiaz termina y comienza un cómodo sendero. Pasamos por un par de cotas más: Sasiolako Gaina occidental (774 m), donde en su cima hay un mugarri con las letras L, A y T (Lizartza, Altzo y Tolosa) y Sasiolako Gaina oriental (743 m) donde hay un vértice geodésico. Después de esta última cota comenzamos el descenso hacia el collado de Arrauneta donde comenzamos el camino de vuelta hacia Altzo siguiendo el Zarateko bidea. Varias marcas comparten este camino: el GR21 (Sendero Ignaciano), el GR121 (Vuelta a Gipuzkoa, PR-GI 113. Este camino es muy bonito y atraviesa un precioso hayedo y más adelante un encinar cantábrico.

Al final llegaremos al Collado de Arrimaga por donde pasamos al comienzo de la subida al Otsabio. Para no repetir camino bajaremos a Alegia por la pista que va hacia el caserío Goikoetxea y el edificio llamado Amondarain que está un poco más adelante. En este último tomaremos una pista que baja hacia el cementerio y poco después continuaremos por un sendero que nos deja junto a la empresa Becker Koop en el barrio de Errotaldea (Alegia). Rodeamos esta empresa y salimos a la carretera donde la cruzamos para continuar por un camino sin tráfico hasta alcanzar la zona deportiva de Alegia y el casco viejo. Y como todavía tenemos tiempo hasta que venga el tren lo que toca ahora es tomar unas buenas cañas y celebrar la ruta con los amigos.


Mapa del recorrido:    

Track para GPS:



Estación de Alegia donde nos espera el amigo Joxé.


Por el Camino de Santiago vamos hacia Altzo Azpi. Pasaremos junto al restaurante Txintxarri antes de llegar al puente sobre el río Oría.


Cruzamos el puente sobre el río Oria.


Tras unos doscientos metros por la carretera GI-3071 llegamos al núcleo de Altzo Azpi donde se encuentra la iglesia Salbatore que tiene un bonito pórtico de madera.


Frente a la iglesia el camino por el que subiremos a Altzo Muño.


Indicador con el balizado PR-GI 113 (Altzomendi)


Olazabalaundi


Pueblos bucólicos de la Gipuzkoa profunda.


Llegamos a Altzo Muño. Entramos por el barrio de Txaparralde donde se encuentra la Ermita de Santa Bárbara.


Entre la ermita y el frontón se encuentra la estatua a tamaño real del gigante de Altzo.



Ellos también son muy grandes.


Atravesamos Altzo Muño por su calle principal (la única diría yo) con casas muy bonitas, todas grandes.

Andre Mariaren parrokia.


Desde Altzo Muño comenzamos la subida hacia el Collado de Arrimaga por el Zarateko bidea. Desde el mismo vemos el monte Ollagon, popularmente conocido como 'el repetidor'.


Encontramos unos cuantos árboles caídos por el camino probablemente caidos la semana pasada que hubo alerta amarilla por viento.


Antes de llegar al collado vemos la vertiene NO del monte Otsabio y el caserío Urkidi.


Vistas hacia el macizo de Uzturre.


El Collado de Arrimaga donde hay una instalación de gas.


Un centenar de metros más arriba llegamos a una trifurcación. La dirección hacia Otsabio la tenemos en un viejo indicador clavado en un pino y un nuevo poste de señalización. ¡Como para perderse!


Seguiremos las marcas del PR que en una constantye subida nos llevará sin pérdida hasta la cima de Otsabio.


Vistas desde el camino de subida a Otsabio.


El amigo Nicolás.


Dejamos los pinos y los alerces abajo y en la parte alta del monte nos internamos en un bonito hayedo.




Antes de alcanzar la cresta del Otsabio comienza a aflorar la roca caliza.


Tras un breve ascenso alcanzamos la cima rocosa de Otsabio (801 m).


Pirulo que ve, pirulo al que se sube.


Llueve por el Ernio.


El grupo en la cima de Otsabio.


El cordal que tenemos por delante con las cimas de Antxusietako Gaina y Laparmendi que sobresalen. Y al fondo Aralar donde destaca el Txindoki.


El lapiaz cubre la cresta del monte Otsabio. Con un poco de cuidado se avanza sin problemas por la misma. El lugar es impresionante.


Hay un camino de piedra por el que en cierta manera avanzamos más cómodos.


En el paraje de Murune/ Austokietako Gaina el lapiaz desaparece y caminamos sobre la hierba por un terreno donde han cortado bastantes árboles dejando un claro en la cresta. Grandes vistas desde aquí hacia Aralar.


Pasado el Collado de Austokieta alcanzamos la siguiente cima: Antxusietako Gaina (771 m). Un hito marca la cota máxima.


Hay bastantes puestos de caza (palomeras) por toda la cresta. Menos mal que no es temporada de caza. La última vez que pasé con Beltri por aquí estaban a tiro limpio.


Tras pasar por un colladito comenzamos la subida hacia la cota más alta del monte Otsabio: Laparmendi (814 m).


Cima de Laparmendi (814 m). Coronada por una cruz con una historia trágica. Ocurrió en este paraje a finales del siglo XIX. Una familia de Lizartza solía acudir al lugar para recoger el helecho. Terminada la labor notaron la falta de uno de los hijos al que buscaron infructuosamente. Transcurridos unos días hallaron su cuerpo sin vida con una pierna atrapada entre las rocas címeras, sobre las cuales se colocó una pequeña cruz de hierro.


Precioso lugar y preciosas vistas.


Aralar desde Laparmendi.




Desde la cima vemos los pueblos de Lizartza (abajo) y Gaztelu (más arriba)


Orexa


Continuamos por esta bonita cresta por un precioso camino de piedra facilita el avance.



Ultimos metros de la cresta rocosa por el paraje de Leizetxiki. La cresta está balizada con las marcas blanca y amarillas. Parece que este balizado es una ampliación del PR-GI 113 aunque todavía no lo han publicado. En cualquier caso la cresta no tiene pérdida.


La amiga Pili.


Después de Leizetxiki llegamos al Collado de Pagoaundi. El lapiaz termina y lo que tenemos ahora por delante es un paseo por el bosque. En este collado se encuentra el túmulo de Pagoaundi.


 Entre las hayas un tejo solitario.


Orexa.


Paraje de Ipernueta. A lo lejos los macizos de Murumendi e Izazpi


Siguiendo el cordal llegamos a Sasiolako Gaina occidental (774 m) donde un mugarri con las letras A, L y T marca el punto donde confluyen los términos de Altzo, Lizartza y Tolosa.


La cota oriental se encuentra a unos quinientos metros así que seguimos disfrutando del bosque.


El vértice geodésico nos indica hemos llegado a Sasiolako gaina oriental (743 m).




Todos menos yo.


Desde Sasiolako gaina comienza el descenso hacia el collado de Arrauneta. Pasamos por un tramo donde el camino está repleto de hojas y Nicolás no duda en tapar a Pili con las mismas.


Collado de Arrauneta. Un nuevo indicador y el viejo, un poco más alejado, sobrevive a duras penas.


El viejo indicador al que le falta la indicación  'Altzo Muño 8,4Km'


Comienza aquí un precioso camino de vuelta por un fantástico hayedo. Este camino, Zarateko bidea, es parte del GR21 (Sendero Ignaciano) y GR121. Más adelante enlaza con el PR-GI 113.


Por el hayedo.


Encontramos varias caleras en ruinas. Estas caleras se encuentran en el paraje de Zitzaola.


Venía con los waypoints de las caleras en el GPS y en esta zona me pitó. Creo que este agujero es el resto de otra.


En el paraje de Arteota la roca caliza vuelve a aflorar. Un lugar muy bonito dentro del bosque. Comienza a llover.


Poco después nos internamos en un encinar cantábrico y el camino toma tintes de calzada.


Muy bonita toda esta parte del encinar.



Hemos rodeado la cantera de Arterreka también conocida como la calera de Altzo.


Salimos del bosque y nos encontramos con vistas despejadas. Ha parado de llover y los montes se ven preciosos.


Tras pasar por el Collado de Arrimaga (donde está la instalación de gas) comenzamos el descenso hacia Altzo aunque no llegaremos al pueblo. Pasamos bajo el caserío Aldaio.


Junto al caserío Goikoetxe saco esta foto de la cantera de Arterreka y el cordal de Otsabio con nubes.


Antes de llegar a Altzo pasamos por este edificio que figura en el mapa como Amondarain. Aquí nos desviamos para ir ha el cementerio (Hilarria)


El pueblo de Altzo


Pasado el cementerio hemos cogido un sendero que nos saca a la carretera que sube a Altzo, junto a la empresa Becker Koop.


Rodeamos la empresa en sentido anti horario  y pasamos por detrás de la casa de la foto (Etxetxulo).


Algunos detalles rurales junto a la casa.


Hacia el casco viejo de Alegia.


LLegamos al río Oria y tras cruzar el puente entramos en la parte vieja del pueblo.




Y como tenemos tiempo hasta que venga el tren, y como no tenemos que conducir, pues aprovechamos para tomar unas cervezas.


Ruta preciosa y muy recomendable.