Páginas vistas en total

Indice de rutas

viernes, 8 de enero de 2021

Al Andatza y la ferreria Atxulondo desde Zizurkil

Desde Zizurkil quería subir a la venta de Zarate pero no me apetecia hacerlo por la carretera por muy buenas vistas que haya desde la misma. Por eso quise probar una subida diferente, la que remonta la erreka Salobieta, a la que los lugareños llaman Salobi. Esta erreka toma diferentes nombres según el paraje por donde pasa: Salobietaerreka, Lepasorokoerreka, Ibiturrierreka, Lizardierreka...  

Ruta que partiendo desde el pueblo de Zizurkil, y a través del valle de Salobietako erreka; por Loidierrota, Lepasoro, Ibiturri, Osinaga, Lizardi, Zaratetxeberri e Ipidegi, asciende hasta Zarateko benta para después hacer las cimas de Zarateaitz, Zaratezarra, Arripilletako gaina, Ezkeltzu y Andatza. 

Desde Andatza, y regresando sobre nuestros pasos hasta el collado de Ziortzia, se desciende al agujero donde se encuentra las ruinas de la ferreria de Atxulondo, una de las ferrerias más importantes de Zizurkil, sino la más importante. Un lugar perdido de la mano de Dios. El lugar es una pasada, bastante salvaje (no me extraña). La erreka que hay al lado es muy bonita, con unos cuantos saltitos de agua y una buena poza. Todo rezuma a viejo y pasado y uno se pregunta como pudieron vivir aquí las personas que trabajaban en la ferreria. Este lugar queda lejos de cualquier núcleo urbano. Desde Atxulondo se asciende por la loma de Itzumitz pasando por su baserri donde nos reciben una multitud de burros. Buena fuente con agua de manantial junto al abrevadero. Se sigue subiendo y se pasa junto a la cima de Munotxogaina, la cual se encuentra en una campa a la cual se accede por una ataka. Se continua hasta alcanzar el collado de Basopota donde hay un area de descanso (Basopota atsedenlekua). Seguiremos las marcas del PR-GI 117 para ir a Zizurkil pasando por el baserri Pagoaga y por la fuente de Salobieta. Desde la errreka, y siguiendo el PR , se asciende al caserio Iraola (Iola) para bajar después hacia la ermita de San Migel. A mitad de camino podemos ver el caserío Arritxipi donde destaca una pequeña cruz en su fachada. Desde la ermita al centro del pueblo de Zizurkil por el mismo camino que la ida. 

Las vistas desde las cimas son una auténtica pasada. Se ven los macizos de Adarra, Aralar, Pagoeta. Los pueblos costeros de Getaria, Zarautz, Orio. El pueblo de Aia al pie del monte Pagoeta. 

Un monte que merece mucho la pena y que nos ha sorprendido gratamente por las vistas es Arripilletako gaina. ¡¡Que más quisieran muchos montes altos tener las vistas de este tontorro!! 

Ruta con la compañia de Eneko y su perrita Dru.

Notas a tener en cuenta: 

El camino que recorre el valle de Salobietako erreka es muy propicio a embarrarse por lo que si ha llovido días antes tendremos barro. Además hay que vadear varias veces la erreka ya que no hay puentes. Lo mismo que antes, si ha llovido unos cuantos días seguidos podemos tener problemas para vadear la erreka en algún punto. Por este motivo recomiendo hacer esta ruta cuando no haya llovido mucho. Lo del barro... yo es que los caminos que conozco por la zona de Andatza y sus montes siempre los he conocido con bastante barro, a veces desesperante. Pero es lo que hay y a veces toca pringarse un poco. ¡A ver si os vais a volver ahora unos señoritos!. Por lo demás la ruta es preciosa. 

Alternativa para evitar algunos vadeos:

Los vadeos de la erreka se pueden evitar una vez se llega a Lepasoro, al menos unos cuantos. Continuando por el camino junto a la erreka, más adelante comienza a subir y hay una bifurcación a la derecha. Yo me he metido esta bifurcación que baja hacia la erreka. Si se continua de frente, subiendo, luego el camino vuelve a bajar y va a dar a un puentecillo de hormigón sobre la erreka que es donde enlazariamos si fueramos por el otro camino junto a la erreka.


Track para GPS:



Fotoreportaje:


Aparcamos en el parking que hay en la trasera de la iglesia.

Queremos tomar un café antes de comenzar pero el bar Iriarte está cerrado.

Saco una foto desde la plaza a la iglesia de San Millan y comenzamos nuestra ruta.

Vamos por el bidegorri paralelo a la carretera hacia el barrio de Kalixa Bailara. Hace frío a estas horas y la hierba todavía se ve con algo de escarcha.

Dejamos atrás el pueblo de Zizurkil con el Ernio nevado de fondo.

El caserío Arritxipi algo alejado por nuestra izquierda. 

Llegamos al barrio de Kalixa Bailara donde se encuentra la ermita de San Miguel.

Kalixako aska, a unos metros de la ermita.

Ermita de San Miguel. 

Entramos en el valle de Salobieta. Al fondo Loidierrota, un antiguo molino.

Ahora toca un relajante paseo junto a la erreka. 

Algunos rincones de Salobietako erreka.

Pasamos junto a Salobietako iturria que se encuentra en la otra orilla de la erreka (hay que cruzar un puente). A la vuelta pasaremos de nuevo por esta fuente. Aquí la erreka hace de muga con Aduna. La fuente está dentro del término de Aduna.

Con todo lo que ha llovido estos días encontramos bastante barro en el camino. La erreka muy bonita.


Llegamos a Lepasoro. Continuamos por el camino de la izquierda junto a la erreka.

Seguimos el camino y más adelante se bifurca. Cogemos el desvío derecho que baja a la erreka. La erreka viene cargadita y gracias a un tronco que ha servido de barandilla hemos vadeado sin mucho problema. Este vadeo, y alguno más  por delante, se puede evitar si en la bifurcación anterior hubieramos seguido de frente. Los caminos al final se juntan más adelante a la altura de un puente, en el paraje de Ibiturri. Esta erreka con menos agua no supondrá ningún problema.

Un poco más adelante del primer vadeo tenemos otro. Aquí hemos cruzado por la parte izquierda , donde la erreka era más estrecha y luego hemos retomado el camino.

Aquí ya estamos subiendo hacia Lizardi. Vemos un caserío o una borda. No sabemos si está habitado.

Falsa alarma. Era una borda y está deshabitada. Junto a la borda hay restos de lo que parece haber sido el baserri Lizardi.

La borda entre el bosque.

Esta zona está muy chula.

Ruinas del baserri.

Al lado de la borda hay una calera (Lizardiko karobia) que más o menos se conserva.

La parte de arriba de la karobia.

Lizardi. Mirando la construcción no sabria decir si es una borda o ha sido un baserri. Creo que es una borda porque los baserris suelen ser más grandes.

Lizardi y el lugar donde se encuentra.

Se intuye el valle por el que hemos venido.

El track que había dibujado en casa volvía al paraje de Osinaga, donde comienza el camino de subida a Lizardi. Teniamos que bajar para despues seguir remontado la erreka de Osinaga pero al dejar esta zona de Lizardi vimos un camino que tiraba para arriba y parecia ir al encuentro del camino que había pintado. Decidimos probar suerte y tiramos para arriba. Al principio el camino es ancho y termina en una alambrada. Al llegar a la alambrada vi que habia una senda, con alguna zarcita, que iba junto a la misma y decidimos seguirla. La senda nos saca a un camino más claro y éste nos lleva hasta las ruinas de Zaratetxeberri que es lo que vemos en la foto. 

Ruinas de Zaratetxeberri.

Creo que estas grandes piedras que hay en el interior son dlos apoyos de las columnas del baserri.

Desde estas ruinas el camino ya es muy claro. un poco más adelante veo el camino que habia pintado y que subia por Osinagaerreka. Seguro que volveré para conocerlo. A veces los camino que van junto a errekas son muy bonitos. Muy cerca de salir a la carretera que sube a Zarateko Benta tenemos una muy buena vista hacia Zarateautz y Zarateko benta.

Pasamos junto a las ruinas de Ipidegi. A pocos metros de aquí se encuentra la carretera.

El último tramo para llegar a Zarateko Benta lo hacemos por la carretera. Menudo baserri más bonito.

En el collado, y al lado de la antigua venta de Zarate, hay un par de mugas grandes.

Una piedra de afilar, que si la pillan los Picapiedra es una bici estática.

Cruzamos una langa y comenzamos a subir hacia Zarateaitz. El suelo está helado.

Encontramos un poco de nieve.

Y después de un buen repechón alcanzamos la cima de Zarateaitz con sus 487 metros y coronoada por un buzón.

El amigo Eneko en la cima.

Las vistas desde esta cima son la leche. Podemos ver el mar, el tramo de costa con los pueblos de Zarautz y Orio.

El monte Pagoeta y el pueblo de Aia.

Aia. 

Pagoeta nevado. Está precioso.


Por allí, a lo lejos, también vemos Zarautz.

Por el otro lado las inconfundibles Peñas de Aia o Aiako Harria. En un plano medio el monte Buruntza donde su grna cruz blanca es visible.

Hacia el valle del Oria con el macizo de Uzturre por la izquierda y al fondo la Sierra de Aralar con su también inconfundible pico de Txindoki. Rodeado de nubes sobresale el monte Otsabio.

A lo lejos por la izquierda el monte Andatza y un poco más bajo y nevado el monte Ezkeltzu.


Buzón de Zarateaitz.


El Ernio, donde vemos todo el cordal, desde Herniozabal hasta Portumatza, y también el monte Gazume. Está espectacular. Mucha nieve. Las vistas desde aquí son fantásticas hacia todas partes.

Voy a acercarme al Ernio con el zoom  de la cámara: Ernio, collado de Zelatun y Gazume.

La Cruz del Ernio

Ernio y Portumatza. Se aprecia una persona subiendo por la directa de Irumugarrieta a la cruz. Buff!!

Ernio, Portumatza y Collado de Zelatun.

Las bordas de Zelatun, parada obligatoria para tomar algo y comer un buen pintxo de chorizo. Foto invernal total.

Ernio al completo.

Vista hacia la cimita herbosa de Arripilletako gaina desde Zarateaitz. Enseguida andaremos por allí.

Detalle de Arripilletako gaina.

Andatza y Ezkeltzu con nieve. También pasaremos por sus cimas.

Ese monte puntiagudo que vemos en el centro de la foto es Txurru (Eztenagako Txurrua). Detrás del monte tiene el cocinero Arguiñano una bodega (Bodega K5 txakolina).

Pues... este monte todavia no lo he subido así que habrá que montar algo para solucionarlo (y a beberle los txakolis al Arguiñano jajaja)

El monte Pagoeta.

Bajamos de nuevo a Zarateko Benta. Casi abajo hay una especie de escultura-pararayos. El lugar donde está este baserri cuando haya tormenta tiene que dar miedo.

Ya hemos dejado atrás Zarateko Benta y nos encaminamos hacia nuestra siguiente cima. De camino pasamos por el tontorro de Zaratezarra, y desde el mismo, mirando hacia atrás, vemos Zarateaitz, donde acabamos de estar.

Acercándonos a la loma de Arripilletako gaina.

Nieblas por el valle del Oria

Accedemos a la campa de Arripilletako gaina saltando una langa. También hay una ataka. Muy bonita esta zona y muy despejada, con grandes vistas.

¡Que bonito monte!

Vista del pueblo de Orio.

Y esta lomita verde de Arripilletako gaina con el Ernio de fondo me va a regalar unas cuantas fotos bonitas, de esas que salen en muchos calendarios.





Entre los arbolitos que hay en la cresta se encuentra la piedra cenizal o artamugarri del sel de Azarola.

Artamugarri de Azarola. Tiene buen tamaño.

El amigo Eneko y su perrita Dru en la cima de Arripiletako gaina (458 m) con el monte Pagoeta de fondo.

Zarateko Benta y Zarateaitz desde la cima.

De nuevo Ernio y Gazume.

Gazume.

El ratón de Getaria. 

Monte Andatza.

Monte Ezkeltzu.

Después de deleitarnos con las vistas desde esta modesta cumbre nos pena dejarla pero hemos de seguir. Nos vamos ahora hacia Ezkeltzu, donde hay un elurzulo y otro artamugarri.

Aquí ya estamos subiendo hacia la cima de Ezkeltzu.

De donde venimos.

Por aquí poca nieve de momento.

Zarautz uy Getaria desde Ezkeltzu. Buenas vistas tiene este monte también.

Cima de Ezkeltzu (508 m)


Muy cerca de la cima se encuentra el elurzulo de ezkeltzu, rodeado por una alambrada.

El interior del elurzulo.

Y un poco más adelante nos acercamos hasta el artamugarri del sel de Ezkeltzu. De dimensiones parecidas a la de Azarola. 

Bajando de Ezkeltzu. Ahora nos vamos al Andatza a almorzar.

Subiendo por el cortafuegos de Andatza. Camino penoso y resbaladizo por todo lo que ha llovido.

Lo que nos está haciendo sudar esta subida.

Al fin llegamos a la cima de Andatza, cota más alta del recorrido con sus 562 m

Y como hace bastante frío nos vamos a acercar hasta el refugio que está un poco más abajo.

Menudo frío hace también en el refugio. Se han dejado la ventana abierta jajaja. Pues nada, a comer afuera que algún rayito de sol ya nos llegará. Nos hemos metido un bocata de sardinas picantonas regadas con dos frescas radler (que no falten).

Terminar el bocata y ponernos en marcha que la cosa no está para quedarse parado. Menuda rasca hace. Vamos a bajar de nuevo al collado Ziortza pero por otro lado, pasando por el dolmen y cista de Andatza. La verdad que entre tanta piedra no soy capaz de distinguir que es que.

El túmulo está claro.

Pasamos por la fuente de Andatza y aprovechamos para darnos unos buenos tragos. ¡Dios que fría estaba el agua!

El camino da pena.

Una vez en el collado tomamos una pista y nos encaminamos hacia la ferreria Atxulondo.

Dejamos la pista y cogemos un desvío. Poco a poco vamos bajando.

La zona de Atxulondo está metida en un agujero, entre Andatza y Belkoain. Hay que bajar bastante para llegar.

Vamos llegando al paraje de Errekagurutze.

Aquí en Errekagurutze confluyen un par de errekas.

Una de esta errekas tiene una cascadita muy chula. Me voy a acercar.

Una zona muy bonita.

La cascadita. Preciosa.

Vuelvo al cruce de errekas y vadeamos la erreka. Subimos un poco y enlazamos con el camino balizado SL-GI 27 (Ferrería de Atxulondo). Seguimos ahora las marcas verdes y blancas que nos guiarán hasta Atxulondo. 


Pasamos junto a las ruinas de Saratxoeta. Todavía queda un ratillo para llegar a Atxulondo.

Después de una buena bajada por fin llegamos a Atxulondo. ¡Que sitio!.

Un panel de información con todo tipo de detalles sobre la ferrería. No hace falta que hagais los deberes.

Los restos de los muros de la ferrería. La primera cita que existe sobre esta ferrería se remonta a 1470. Siempre fue propiedad del ayuntamiento de Zizurkil y junto con el molino y el caserío contiguos, se ponía en alquiler para que alguien pudiera explotar los ricos bosques del lugar. En 1625 como se encontraba en pésimas condiciones nadie quiso cogerlo en renta y dejó de producir hierro. Hoy, en este bello y misterioso lugar podemos contemplar los restos de las construcciones y el salto de agua.

Poco a poco la vegetación vuelve a reconquistar lo que se le arrebató.

LA ferrería tenía un buen tamaño. Aquí vivieron varias personas. Sería lo más parecido a estar confinados y con los bares cerrados. Esto está lejos de todo.

La erreka Abalotz a escasos metros de la ferrería. Aquí confluyen dos errekas.

Esta otra erreka tien una pocita de agua muy maja.


Restos de la ferrería.

Vista la ferrería toca subir lo que hemos bajado. Vamos a subir por Itzumitz y así conozco esta subida que la que sube siguiendo el SL ya la conozco. En la foto llegando al baserri Utzumitz. En lo alto el monte Munotxogaina, por donde pasaremos en breve.

Llegamos a Itzumitz. Nos reciben un montón de burros.

Luego salió el propietario y estuvimos charlando un rato. Increible la cantidad de burros que tiene. Y hay más pasatando por ahí que no se ven.

Hay un abrevadero que tiene una buena fuente con agua de manantial. 'Menudos tragos me pegué después de subir desde Atxulondo! Por poco les dejo sin agua a los burros.

Dejamos atrás Itzumitz. Detrás del baserri podemos ver el monte Ondardibiribil, en su cima hay una muga de Roncesvalles

El camino pasa junto a la cima de Munotxogaina. Para llegar a la cima hay que pasar una alambrada.

El camino por el que vamos enlaza más adelante con el PR-GI 117 (Zarateko bidea) donde volvemos a tener vistas hacia el macizo del Ernio.

Pasamos por el area de Basopeta

y poco a poco nos vamos encaminando hacia Zizurkil.

Bonito camino de bajada hacia el baserri Pagoaga.

Con vistas hacia el monte Loatzo, Belabieta y Uzturre.

La verde colina de Etxetxo y al fondo el Ernio nevado.

El baserri Pagoaga y al fondo Villabona al pie del monte Loatzo.

Baserri Pagoaga

Y siguiendo las marcas del PR bajamos de nuevo a la erreka Salobieta, a la altura de Salobietako iturria. Ahora cruzaremos el puente y por la derecha e izquierda seguidamente.

Salobietako erreka. Aquí también han caido unos buenos tragos.

El camino sube hacia los baserris Saizar (el que vemos en la imagen) e Iraola.

Mirada atrás con el baserri Pagoaga por donde hemos pasado hace unos minutos.

Fachada del baserri Iraola.

Y desde Iraola comenzamos a bajar hacia Kalixa Bailara

Cobertizo del baserri Arritxipi con una piedra grabada.

Bonito detalle de madera en su viga.

El baserri Arritxipi.

Detalle de la cruz que hay en su fachada.

Y volvemos a dar con la ermita de San Miguel.

Detalle de la ventana circular.


Puerta de la ermita.

Interior de la ermita de San Miguel.

Y llegada al pueblo donde celebramos el final de ruta con una caña en el bar Iriarte.

1 comentario:

Puede dejar aquí su comentario y en breve será publicado