Páginas vistas en total

Indice de rutas

viernes, 29 de agosto de 2014

Travesia Otzaurte-Oñate por Aratz y Aizkorri

A finales del mes de agosto quedé con el amigo Beltri para hacer mi primera travesía por el Parque Natural de Aizkorri-Aratz; un recorrido desde Otzaurte a Oñate siguiendo el cresterío de Aizkorri. La idea era, si hacia buen tiempo, dormir bajo las estrellas en la cima del Aitxuri, techo guipuzcoano, y si hacia malo en el refugio de Aizkorri. Beltri preparó una bonita ruta que recorría, sino todo, casi todo el cresterío, pasando por las principales cimas. Resultó que el tiempo no nos acompaño; niebla y algo de lluvia fue la tónica general, así que y el segundo día, para malandar por la cresta y no disfrutar de las vistas, cambiamos de planes y decidimos bajar a Urbia. A pesar de no tener vistas 'lejanas', que tienen que ser una auténtica maravilla, tuvimos la suerte de disfrutar de bonitos parajes envueltos por la niebla. Parajes de encanto donde, si existieran los duendes, hadas, gnomos y demás criaturas fantásticas, no dudo que tendrían aquí su morada. Ruta para disfrutar y sacarle chispas a la cámara de fotos.


Día 1 (viernes, 29 de agosto de 2014):
De Otzaurte (670m) nos dirigimos al collado de Ultzama (820m) subiendo por Abilleta y el promontorio herboso de Arkaungaña (825m). Alcanzado el collado descendemos hacia la borda de Sagastieta (730m), en busca de una pista que remonta el curso de la erreka Aranarri. Tras andar cerca de un kilómetro por esta pista, la abandonamos para ascender por la loma norte del monte Iramendi (920m), hacia las Chabolas de Iramendi (880m). Una vez arriba continuamos por el cordal y visitamos los artamugarris de los seles de Larrebil 2 (937m) y Larrebil (998m). Nos dirigimos después hacia Artzanzuloadana (1.028m), paraje situado muy cerca del portillo de Atabarrate (1.095m), entre las cimas de Allaitz Txiki (1.171m) y Umandia (1.225m). A partir de aquí entramos en otro mundo, un mundo de sensaciones. Toda esta parte, desde Artzanzuoladana hasta el collado de Allarte (1.142m), un precioso sendero recorre la vertiente E del monte Allaitz (1.245m) entre espectaculares pasillos de caliza y un bosque de encanto. La posterior subida hasta al collado de Aratzarte (1.268m), por la vertiente NE del monte Imeleku (1.319m), es más de lo mismo. Llegamos al collado de Aratzarte (1.268m) donde vemos la típica estaca de madera con el nombre del lugar. Desde el collado tenemos unos 160 metros de desnivel hasta alcanzar la cima del Aratz (1.445m). El sendero, muy marcado, asciende por un terreno repleto de piedras. La subida no es incómoda pero estamos en terreno despejado y tenemos bastante aire por lo que tenemos que abrigarnos. Enseguida llegamos a la cima y, justo justo, vemos el buzón y el vértice geodésico con la niebla que hay; no vemos tres en un burro. Estamos poco tiempo en la cima porque el tiempo está desagradable, y tras las fotos de rigor, comenzamos el descenso hacia San Adrián. De camino pasamos por una de las cimas secundarias del monte Aratz: la cima, o mejor dicho, la antecima de Elurzuloak (1.431m). Esta antecima toma su nombre por encontrarse muy cerca unas neveras o elurzuloak, que son unas grietas de unos 80m donde se acumula la nieve durante todo el año. Según descendemos nos internarnos en el bosque y tras pasar por Portugaña (1.160m) llegamos a la fuente de Eskaratza (1.060m). Cerca de la fuente pasa la vieja calzada medieval que nos acercará hasta el famoso paso de San Adrián (1.030m), mítico e histórico paso natural entre Gipuzkoa y Álava, entre Castilla y Europa. El paraje antes de llegar a la cueva es una preciosidad, y eso que todavía seguimos con la niebla a cuestas. Llegamos a la cueva de San Adrián y visitamos la ermita que hay en su interior. ¡Que maravilla de lugar!. Hacemos un alto para comer algo, aprovechando los muros de la ermita para refugiarnos de la corriente que hay dentro de la cueva. Después del almuerzo, aprovechando que tenemos tiempo, bajamos hasta la Casa de los Mikeletes (897m) y después subimos a ver la ermita de Sancti Spiritu (964m). Decidimos también acercarnos a ver el mirador de San Adrián por lo que subimos de nuevo a la cueva y la atravesamos. Nos dirigimos hacia Eskaratza pero antes de llegar vemos el poste de señalización hacia el mirador. Seguimos las marcas verdiblancas del SL-GI 3003 (Balcón de San Adrián) por un coqueto sendero y en poco tiempo alcanzamos el mirador (1.075m) que da al cortado y queda un poco más al norte de la cueva de San Adrián. El lugar es una maravilla, y si tuviéramos vistas ya sería la leche, pero seguimos sin ver nada a causa de la niebla. Comemos en el mirador y acto seguido desandamos el SL hasta llegar de nuevo a la calzada medieval, entre Eskaratza y el paso de San Adrián. Unos metros más adelante están las marcas que indican la subida hacia el Aizkorri (1.523m) por el paraje de Mandobide o como popularmente se le conoce como la subida por "El Calvario". La subida es durilla y de pendiente constante y transcurre por un pisoteado sendero a través de un precioso hayedo. A partir de la cota de 1.360m. salimos del bosque y surgen las primeras peñas del cresterío. El sendero se abre paso a través de la mole de caliza y sigue ascendiendo buscando el cortado. Sin pérdida llegamos al refugio de Aizkorri (1.510m) y la ermita de Santo Cristo que está al lado. Entramos en el refugio y nos alegramos de verlo tan limpio pero antes de nada continuamos unos metros más y vamos a la cima del Aizkorri (1.523m). LLegamos a la cima y nos hacemos 'la foto'. ¡Que pena no poder ver nada!. Volvemos al refugio y preparamos los bártulos para pasar la noche: funda de vivac y saco de dormir. A medida que se acercaba la noche aparecieron más personas con la misma idea que nosotros. Al final nos juntamos 12 personas en el refugio y dormir, lo que se dice dormir, no dormimos mucho.

Día 2 (sábado 30 de agosto de 2014):
Con las primeras luces nos levantamos y nos ponemos en marcha. Dejamos el refugio con toda la tropa de chavales que han estado buena parte de la noche en la ermita de litrona y de fumata. El panorama fuera no ha mejorado nada respecto al día anterior, seguimos con niebla y una ligera lluvia. Me da un poco de rabia porque tengo que guardar la cámara pero bueno, es lo que hay. Con este tiempo, y para no ver nada, decidimos bajar a la fonda de Urbía y ya de paso darnos algún homenaje tomando algo caliente. La cresta, esa preciosa cresta, se quedará como asignatura pendiente y espero, más bien pronto que tarde, aprobarla con nota. Bajamos con cuidado hasta llegar a la majada de Arbelar, mirando donde ponemos los pies, encajando las botas entre piedra y piedra, más que nada para evitar culazos, y es que el camino está muy resbaladizo de lo pulidas que están las piedras de tantos montañeros que han pasado. Ya en la parte baja entramos en los prados de Urbia y podemos relajarnos un poco sin tener que estar todo el tiempo mirando al suelo. Ante nosotros surge una hilera de árboles que forman una linea recta. Beltri me comenta que esos árboles te guían hasta la fonda, así que yo, por donde mande el maestro. Seguimos con la niebla pero por estas cotas más bajas vamos viendo un poquito más. El camino entre estos árboles, pisando hierba y con la niebla me resulta una maravilla. Cruzamos una pequeña regata, el arroyo de Urbia, y seguimos otra hilera de árboles que salen por nuestra izquierda; enseguida, poco a poco, va apareciendo entre la niebla la fonda. Hacemos una buena parada y la aprovechamos bien para coger fuerzas; cafecito, bocata, cerveza... Llenamos las botellas de agua en la fuente que hay fuera de la fonda y con la tripa caliente nos ponemos en marcha hacia la Sierra de Aloña. Primero nos acercamos a ver la ermita de Nuestra de Señora de Aranzazu que se encuentra muy cerca de la fonda. En unos minutos estamos en la ermita sacando fotos como posesos... y eso que somos ateos gracias a Dios. Tras la visita de la ermita nos encaminamos hacia el collado Iparbakoitz en dirección NO siguiendo un sendero por la faldas del Gorostiaran y Enaitz. En un momento dado la niebla comienza a levantar y el prado de Urbia queda visible con el cresterio de fondo arropado en una nube. El paisaje que tenemos es espectacular. Sacamos algunas fotos de este momentazo que no dura mucho porque poco después la niebla vuelve a apoderarse de Urbia. Seguimos por un sendero por el paraje de Infernuaitz hasta llegar a un punto donde encontramos una señal metálica que indica la dirección hacia la cima del Artzanburu. Seguimos la indicación y nos encontramos que el camino esta marcado por una serie de mojones cada pocos metros que en días como el que hoy de niebla ayudan mucho a guiarte. Poco a poco vamos subiendo hasta llegar al casco rocoso. Encontramos algunas marcas rojas que las seguimos y damos con la cima del Artzanburu coronada con un buzón , un pequeño altar con una rana dentro de una casa y un vértice geodésico. Descendemos por la vertiente norte hacia el collado de Biozkorna, límite natural de las sierras de Aizkorri y Aloña, por terreno kárstico. La bajada es lenta porque el terreno es kárstico y no muy cómodo. Una vez abajo buscamos la famosa Silla de la Virgen (Amabirijinaren Sillea), una piedra que, echándole un poco de imaginación, se asemeja a una silla y que según la tradición oral, la virgen se sentó. Desde el collado subimos fácilmente al cercano Arriurdin (Biozkorna) donde encontramos un gran mojón rocoso  y un buzón con forma de rastrillo en su cima. Seguimos en dirección NO por terreno herboso y tras un corto descenso pasamos junto a la borda de Burgolaitz. El camino por el que vamos transcurre ahora por pastizales a media ladera, por la vertiente sur de la Sierra de Aloña; Herrikoaitz, Akaitz, Buetraitz, Kurtzezar. Poco a poco vamos ganando altura para salir a la altura del monte Gogormedi donde se encuentra la Cruz de Aloña, el monte más popular y emblemático de la Sierra de Aloña aunque no el más alto. Comenzamos el descenso hacia Oñate, mil metros por debajo nuestro, siguiendo la cresta herbosa por un marcado sendero junto a una alambrada. Descendemos rápido y por fin llegamos a una cota donde dejamos atrás la niebla. El monte Anboto y el Udalaitz destacan en la lejanía entre tanta montaña mientras bajamos. Pasamos por la cima de Belar/Belauko desde donde hay una buena panorámica de Oñate. Cerca hay un pequeño repetidor y unas bordas. Bajamos por la loma hasta llegar a las casas de Urtiagain, en la carretera de subida a Aranzazu. Hacemos una buena parada en el bar Urtiagain y aprovechamos para reponer los líquidos y lípidos perdidos en día. Después de una buena charla y echar unas risas con Carlos, el camarero, proseguimos nuestro camino hacia Oñate a través del barrio de Garagaltza. Tras llegar a Oñate lo primero que hacemos es buscar la parada del autobús para ir a Zumarraga donde cogeremos el tren de vuelta a Donostia. Pero como todavía tenemos bastante tiempo hasta que el bus venga, buscamos un centro de hidratación a base de zumo de cebada en el centro del pueblo que satisfaga nuestras necesidades. Lo encontramos!!!

Fotos del recorrido:

Salimos de Donostia destino Alsasua; parece que el tren ya no para en Otzaurte así que toca buscarse la vida. Por suerte, un amigo de Beltri, Javier, al que desde aquí le doy las gracias, nos espera en Alsasua y amablemente se presta a acercarnos hasta la venta de Otzaurte (foto). 
 photo Aizkorri001.jpg

Indicaciones junto a la venta.
 photo Aizkorri002.jpg


Otzaurte: nuestro punto de salida en esta travesía.
 photo Aizkorri004.jpg

Nosotros dirección al collado de Ultzama
 photo Aizkorri005.jpg

La idea del primer día de travesía es subir al Aratz, bajar a San Adrián y visitar un poco esa zona para después subir al Aizkorri. Beltri me comenta que la subida al Aratz, la más bonita que conoce, es siguiendo el balizado de puntos amarillos del maratón Zegama-Aizkorri que transcurre por los montes de la Sierra de Altzania. 
 photo Aizkorri006.jpg

Aprovechamos cualquier detalle para darle a la cámara
 photo Aizkorri008.jpg

Llegamos al collado de Ultzama. Este es el panorama que se respira por la zona alta: el monte Umandia queda sumido en la niebla mientras que el monte Iramendi (a la derecha de Beltri) parece librarse de momento.
 photo Aizkorri011.jpg

Bajamos por Sagastieta donde se encuentra la borda Sagastieta.
 photo Aizkorri013.jpg

Loma norte del monte Iramendi.
 photo Aizkorri016.jpg

Vistas desde las Chabolas de Iramendi
 photo Aizkorri017.jpg

Chabolas de Iramendi.
 photo Aizkorri019.jpg

¡Que curiosas son las ovejas! Con lo tranquilas que estaban y vienen estos dos...
 photo Aizkorri020.jpg

Artamugarri de Larrebil 2
 photo Aizkorri021.jpg

Artamugarri de Larrebil 2
 photo Aizkorri022.jpg

¡¡Entramos en la niebla y el bosque se pone espectacular!!
 photo Aizkorri023.jpg

Un poco escondido por los helechos llegamos al artamugarri de Larrebil.
 photo Aizkorri024.jpg

Tiene una cruz grabada en una de sus caras.
 photo Aizkorri025.jpg photo Aizkorri027.jpg photo Aizkorri028.jpg

Artzanzuloadana: pequeño término entre Allaitz Txiki y Atabarrate. Artzan-zulo-adana:valle del agujero del pastor(menos probable del oso). Su nombre quizás proceda de la cueva de Atabarrate, pequeña galería en rampa descendente de 2,5 m. de altura por 3 m. de anchura, y diez de larga).
 photo Aizkorri030.jpg

En Mendikat, sobre el monte Allaitz Txiki, se comenta lo siguiente: "Cerca de Atabarrate hay una pequeña cavidad de una decena de metros de profundidad en el término de Artzanzuloadana y que parece ha servido de cobjijo a pastores y rebaños.". Creemos que se trata de esta cueva.
 photo Aizkorri031.jpg

Estaca indicando el nombre del paraje muy cerca de la cueva.
 photo Aizkorri033.jpg

Un precioso camino sube hacia el puerto de Atabarrate pero nosotros lo abandonamos en unos metros.
 photo Aizkorri034.jpg

Me llama la atención la cantidad de telarañas que hay en lo que creo que es brezo. En cada telaraña quedan atrapadas multitud de gotas de agua.
 photo Aizkorri035.jpg photo Aizkorri036.jpg

Nos internarnos en otro mundo, un mundo de fantasia. ¡¡¡¡Pasen y vean!!!!
 photo Aizkorri037.jpg

Pasillos entre roca caliza.
 photo Aizkorri040.jpg

y la niebla que hace que el paisaje sea aun más mágico.
 photo Aizkorri041.jpg

 photo Aizkorri045.jpg photo Aizkorri046.jpg

más pasillos
 photo Aizkorri048.jpg photo Aizkorri050.jpg photo Aizkorri052.jpg photo Aizkorri053.jpg photo Aizkorri055.jpg photo Aizkorri056.jpg photo Aizkorri058.jpg photo Aizkorri059.jpg

y tras esta subida se llega al portillo de Aratzarte
 photo Aizkorri061.jpg

portillo de Aratzarte.
 photo Aizkorri063.jpg

Subiendo al Aratz.
 photo Aizkorri064.jpg

Siempre siguiendo los puntos amarillos.
 photo Aizkorri065.jpg

Últimos metros
 photo Aizkorri066.jpg

Monte Aratz. Su buzón.
 photo Aizkorri067.jpg

El vértice geodésico. Como veis no se ve tres en un burro.
 photo Aizkorri068.jpg

Elurzuloak (1.431 m.) es la antecima de Aratz situada sobre Las Neveras y coronada por un atractivo buzón con forma de laia.
 photo Aizkorri069.jpg

 photo Aizkorri070.jpg

Mira que son curiosas...
 photo Aizkorri071.jpg

Bajando hacia San Adrián. Indicadores en el camino.
 photo Aizkorri073.jpg

Volvemos a quedarnos maravillados al internarnos en el bosque.
 photo Aizkorri074.jpg

No se ve mucho pero llegamos a una zona donde hay alguna borda. Nos encontramos en Portugaña.
 photo Aizkorri075.jpg

Indicador en Portugaña.
 photo Aizkorri077.jpg photo Aizkorri078.jpg

Llegamos a Eskaratza donde se encuentra la fuente de Eskaratza. La idea era rellenar nuestro grupo de hidratación para que nos durara también el día de mañana pero nos encontramos a esta vaca sorbiendo, y de que manera, el poco agua que tiene. Se nos hace raro no encontrar agua aquí pero es lo que hay; el caso es que la fuente está sin agua y lo que queda nos nos sirve ya que la vaca la ha dejado muy sucia.
 photo Aizkorri080.jpg

A los pocos metros de la fuente se encuentra la calzada de San Adrián.
 photo Aizkorri081.jpg

En este estado ha dejado la vaca la fuente de Eskaratza.
 photo Aizkorri082.jpg

Seguimos por la vieja calzada medieval en dirección al paso de San Adrián.
 photo Aizkorri083.jpg

A pesar de tener poca visibilidad, lo poco que vemos resulta muy bonito. Me digo a mi mismo que he de volver con mejor tiempo y ver de nuevo este recorrido. ¡¡Sin duda las vistas tienen que ser una pasada!!
 photo Aizkorri084.jpg

Indicadores a mitad de camino entre Eskaratza y San Adrián. Aquí nos fijamos en el indicador del mirador de San Adrián. Más tarde volveremos hasta este punto y subiremos al mirador.
 photo Aizkorri085.jpg

Llegando al paso de San Adrian.
 photo Aizkorri086.jpg

Llegamos a San Adrian:
Los primeros en atravesarlo fueron los pastores trashumantes de la Edad del Bronce, que recorrían con sus rebaños las praderas de Aizkorri y Urbia. Es probable que los romanos tendieran una calzada a través del túnel -o por el cercano paso de Otzaurte-y por ahí entró el mundo mediterráneo: el aceite, el vino y el pan de trigo; el latín, la fe cristiana y la idea de construir ciudades. La calzada que hoy vemos data del siglo XI, cuando el tráfico de peregrinos convirtió el túnel de San Adrián en hito jacobeo y entrelazó el valle del Oria con la trama de caminos de la Europa medieval.

La ruta alcanzó su apogeo a partir del siglo XIII, al convertirse en la autopista que conectaba el reino de Castilla con sus posesiones en Flandes y con el resto del continente. Bajo el túnel pasaron caravanas de comerciantes, miles de peregrinos, embajadores europeos, altos cargos eclesiásticos y hasta un emperador. En el XVIII se trazó la nueva Carretera Real por Arlaban y el valle del Deba, un paso menos brusco que el de San Adrián, y el túnel quedó fuera de las rutas. (fuente: http://www.diariovasco.com/20070816/gente/adrian-boca-tiempo-20070816.html)
 photo Aizkorri088.jpg photo Aizkorri089.jpg photo Aizkorri090.jpg

La antigua Casa de los Mikeletes donde se cobraban los tributos y se controlaban las mercancías que entraban en Gipuzkoa por la Calzada de San Adrián. Aquí había una fuente con el grifo cerrado. Conseguimos abrirlo pero como salía el agua turbía tuvimos que descartarla.
 photo Aizkorri093.jpg

También sirvió de refugio de montaña pero lleva varios años cerrado.
 photo Aizkorri094.jpg

Ahora nos acercamos a ver la ermita de Sancti Spiritu que está un poco más arriba de la Casa de los Mikeletes.
 photo Aizkorri095.jpg photo Aizkorri096.jpg


Ermita de Sancti Spiritu:
La tradición une su origen a los templarios, lo que no es de extrañar si se tiene en cuenta el emplazamiento que ocupa. Hoy en día es una ermita reducida, frecuentada por pastores y excursionistas, sin signos aparentes de haber sido un centro importante de las órdenes militares. En otros tiempos, sin embargo, fue un hospital para los peregrinos, y un ermitaño se encargaba de socorrer allí a los niños que tardan en hablar. (fuente: http://zegama.net/patrimonio-cultural-sancti-spiritu.php)
 photo Aizkorri098.jpg

Muy cerca de la ermita, un trineo como homenaje a un fallecido. Al parecer el tal Joxepe debía de rezar primero en la ermita de Sancti Spiritu y después se tiraba en trineo hacia la Casa de los Mikeletes. Para algunos debía de ser una locura.
 photo Aizkorri099.jpg

Inscripción en el trineo
 photo Aizkorri100.jpg

Volvemos hacia la túnel.
 photo Aizkorri101.jpg

El camino está bastante pulido y hay que andar con cuidado dado que es fácil resbalar cuando esta mojado. De hecho, hay una cadena para evitar resbalones.
 photo Aizkorri105.jpg

Cruzamos el túnel y nos dirigimos al punto donde estaba el poste con las indicaciones hacia el balcón de San Adrián para visitarlo.
 photo Aizkorri107.jpg

El sendero resulta ser una chulada. Es una subida corta pero con mucho encanto.
 photo Aizkorri108.jpg

En el mirador. Mirar, lo que se dice mirar ya miramos, pero ver, lo que se dice ver, no vemos ni hostias!!. Bueno pues como es la hora más o menos de comer aprovechamos para hacer lo propio.
 photo Aizkorri110.jpg

Y después de comer volvemos a la calzada. Indicadores del SL-GI 3003 mientras volvemos.
 photo Aizkorri111.jpg

Nos ha gustado mucho, mucho este pequeño tramo hasta el mirador. Pasa por una zona espectacular.
 photo Aizkorri112.jpg

Un puente de madera, bastante nuevo por cierto, que salva una gran grieta profunda.
 photo Aizkorri113.jpg

Es una pena, pero cuando comenzamos a subir por el calvario hacia Aizkorri, comienza a llover y tengo que guardar la cámara. En la subida hay que ir prestando atención donde se pisa para evitar resbalones. Volveré a sacar la cámara una vez superado el hayedo.
 photo Aizkorri114.jpg

y este es el panorama que tenemos por la parte alta.
 photo Aizkorri115.jpg

Llegamos al refugio de Aizkorri, nuestro hotelito para esta noche.
 photo Aizkorri116.jpg

La ermita esta junto al refugio.
 photo Aizkorri117.jpg

pero lo primero es lo primero y nos acercamos hasta la cima de Aizkorri. Nos sacamos la foto pero para abajo echando leches porque aquí se está mal, hace rasca, llueve y no vemos un carajo.
 photo Aizkorri118.jpg

para no perder la fe
 photo Aizkorri119.jpg

Buzón en la cima de Aizkorri.
 photo Aizkorri120.jpg

De momento estamos solos en el refugio así que empezamos a acomodarnos. Más tarde llegará un buen grupo de chavales jóvenes y al final del día nos juntamos cerca de doce personas. Después de cenar al saco con la esperanza de que a la mañana tuviéramos mejor tiempo.
 photo Aizkorri121.jpg


Ermita de Santo Cristo en la cima del Aizkorri
 photo Aizkorri123.jpg

Refugio de Aizkorri, nuestro hotel para esta noche.
 photo Aizkorri124.jpg

Esta hilera de árboles nos guian hacia la fonda.
 photo Aizkorri125.jpg photo Aizkorri126.jpg photo Aizkorri127.jpg photo Aizkorri128.jpg

Indicador hacia el Artzanburu
 photo Aizkorri129.jpg

Siguiendo los mojones en la niebla.
 photo Aizkorri130.jpg

Cima de Artzanburu con la rana en el altar y el buzón detrás.
 photo Aizkorri131.jpg

 photo Aizkorri132.jpg

Bajando por la vertiente norte del Artzanburu, hacia la Silla de la Virgen en el collado de Bioskorna.
 photo Aizkorri133.jpg

Con tanta piedra y la niebla nos ha costado un poco dar con la Silla de la Virgen.
 photo Aizkorri134.jpg photo Aizkorri135.jpg

Indicaciones en el collado de Biozkornia
 photo Aizkorri136.jpg

Cima del Arriurdin / Bioskorna
 photo Aizkorri137.jpg photo Aizkorri138.jpg

Llegando a la Cruz de Aloña situada en el monte Gorgomedi
 photo Aizkorri139.jpg photo Aizkorri140.jpg

Su buzón
 photo Aizkorri141.jpg

Bajando hacia Belar
 photo Aizkorri143.jpg

Salimos de la niebla.
 photo Aizkorri144.jpg

Una borda modernita y curioso el muro que la rodea
 photo Aizkorri145.jpg photo Aizkorri146.jpg
Mirada atrás.
 photo Aizkorri147.jpg

Llegamos a Belar o Belauko con Oñate al fondo.
 photo Aizkorri148.jpg

Buenas vistas de Oñate desde Belar
 photo Aizkorri150.jpg

La linea de cresta por donde hemos bajado vista desde Belar
 photo Aizkorri151.jpg

Un pequeño repetidor cerca del buzón de Belar. Al fondo el monte Anboto entre nubes y por la derecha el magestuoso Udalaitz
 photo Aizkorri153.jpg

Udalaitz
 photo Aizkorri154.jpg photo Aizkorri155.jpg

Bajando hacia Urtiagain con la Sierra de Zaraia enfrente
 photo Aizkorri156.jpg photo Aizkorri158.jpg

Por el paraje de Urdanbideta, poco antes de llegar a Urtiagain
 photo Aizkorri159.jpg

Salimos del Parque Natural de Aizkorri-Aratz
 photo Aizkorri160.jpg

Llegando a Uteagain
 photo Aizkorri162.jpg photo Aizkorri163.jpg

Buena parada y bien aprovechada.
 photo Aizkorri164.jpg photo Aizkorri165.jpg

Sierra de Zaraia con el Okartzategi a la derecha
 photo Aizkorri166.jpg

LLegamos al barrio de Garagaltza desde donde vemos que el Aloña sigue sumido en la niebla.
 photo Aizkorri168.jpg

Barrio de Garagaltza.
 photo Aizkorri170.jpg

Y el centro de Oñate muy cerca
 photo Aizkorri171.jpg

Universidad de Oñate.
 photo Aizkorri174.jpg

Vieja locomotora junto a la estación.
 photo Aizkorri175.jpg

Portada barroca de la Iglesia de San Miguel
 photo Aizkorri176.jpg

Torre neoclásica (Iglesia San Miguel)
 photo Aizkorri177.jpg

Ayuntamiento de Oñate.
 photo Aizkorri178.jpg

Y mientras esperamos al bus que nos lleve a Zumarraga aprovechamos para rehidratarnos.
 photo Aizkorri179.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puede dejar aquí su comentario y en breve será publicado