Páginas vistas en total

viernes, 14 de mayo de 2010

Jaizkibel: El sendero del litoral. De Donibane a Hondarribia

Recuerdo cuando era más joven y gozábamos de la vacaciones de verano, que algunos días íbamos a pescar detrás de Jaizkibel. Entonces vivía en Rentería y para subir Jaizkibel solo conocía la subida desde Lezo.

De Rentería a Lezo y de Lezo, ya subiendo la ladera sur, casi perpendicular, llegabamos hasta un mirador y detrás una hermosa campa. Situados entre el primer y segundo torreón empezaba el descenso, buscábamos la carretera. Una vez cruzada la carretera buscábamos un sendero que nos llevaba a la zona de las rocas. Para atajar, como íbamos con traje de baño, en el momento que nos topábamos con una erreka, descendíamos directamente por ella. Esta erreka, que por cierto he descubierto que se llama Sagatxa, la recuerdo con un montón de bañeritas en las que de vez en cuando nos refrescábamos. Era divertido ir bajando poco a poco arrastrando el culo por la erreka como si de un aquapark de tratara. Al fin llegamos a nuestra zona de pesca, La Galea. Por entonces no sabiamos el nombre de este sitio, para nosotros era una zona de rocas donde los peces picaban mucho más que en San Juan, que era el sitio donde más cerca teníamos y barato nos salia. Nos íbamos con un bocata y una cantimplora y pasabamos todo el día. Ibamos casi toda la cuadrilla; unos se bañaban, otros hacían el gamba por las rocas y nosotros mirabamos la puntera de la caña que no paraba de moverse. Recuerdo, ya de retirada a casa, que la subida la hacíamos monte a través hasta dar con un sendero. ¡Que subida más cañera!.

Por entonces no conocía la existencia del sendero del litoral pero alguno de los sitios por donde pasa si. Sabía de sitios donde los pescadores iban a pescar a las noches, incluso había oído que algunos se quedaban varios días y dormían en unas chabolas. ¿Chabolas?, las imaginaba con cuatro ramas y algún toldo para protegerse de la lluvia. Por entonces mi percepción de todo esto era que estos pescadores eran hombres, normalmente solitarios y muy atrevidos; pues se enfrentaban a olas peligrosas en rocas de difícil acceso. Solo ahí estaban los 'burracos', los mejores trofeos.

No hace muchos años que conozco la existencia del sendero del litoral. Fue por casualidad buscando información sobre el proyecto del superpuerto. Los que hablaban de este sendero decían maravillas del mismo. Este año me propuse hacerlo y empecé a buscar en internet información del mismo y encontré un reportaje de Txemifrodo que me dejó alucinado. Al ver sus fotos se incrementaron mis ansias por hacerlo; tenía que ver aquello con mis propios ojos. Aquí conozco la existencia de Mendiak.net y al mes siguiente es cuandopaso a ser parte de la familia. Un placer.

Recopilé información del Club Vasco de Camping, un documento cuyo autor, jesús Mari Alquezar, recomiendo:

http://www.vascodecamping.org/des/pdf/men/cvc_jaizkibel.pdf

http://www.vascodecamping.org/des/pdf/men/cvc_jaizkibel_itic.pdf

estudié los tracks con el Google earth e intente memorizar el recorrido pues no tenía GPS.
Poco a poco le iba poniendo nombre a todos los rincones. Es curioso el tema de la toponimia. Por poner un ejemplo: en algunos mapas aparece el nombre Mitxitxola, en otros Mitxintxola, Turroia, Terruia, Turrulla, etc.

Si en algún dato que especifico encontrais algún error por favor comunicarmelo para corregirlo. Todos los nombres están basados en la documentación del Vasco Club de camping y en los mapas del visor de Sigpac.

Después de releer todo lo que tenía y de tener más o menos claro el recorrido me dispongo hacerlo.

Recorrido sobre mapa de Google Earth


El día no sale bueno, esta nublado y de vez en cuando caen unas gotas. El coche lo hemos dejado en el parking de la chimenea en Pasai Donibane. Son las 8h00 y tenemos unas 11 horas por delante con descansos incluidos.

Comenzamos cruzado el pueblo por la única calle que hay. Una vez cruzado el pueblo podemos ver la bocana del puerto con los espigones de San Pedro a la izquierda  y el de San Juan a la derecha. Seguimos por el camino y pasamos bajo el arco del Castillo de Santa Isabel. Bebemos un poco de agua de la fuente que hay tras pasar el arco. Por el camino nos asomamos a algunas brechas y comprobamos que hay una buena altura. Seguimos y pasamos por 'La Cantina' hasta llegar a la ensenada de Alabortza, donde parte una pista con subida pronunciada que nos llevará hasta el faro Talaia. Desde aqui tenemos unas vistas maravillosas de la bocana del puerto, del perfil costero de Ulia y del perfil de Jaizkibel hasta la punta Turroia. Aqui comienza el sendero que transcurre bajo la "cresta del gallo", un sendero muy bonito que nos ofrece unas vistas increibles. Todo el sendero del litoral está señalizado mediante dos rayas blancas.

Nos asomamos y contemplamos el perfil de Jaizkibel hasta punta Gaztarrotz


Vamos a la cresta del gallo


Aqui empieza


Señalización del sendero del litoral con sus dos rayas blancas












En algunos momentos podemos asomarnos para ver los acantilados. En la foto sobre la cresta y al fondo los acantilados de Ulia.


En algun tramo del sendero hay puestas unas cadenas para el que necesite pasar más seguro. Las vistas preciosas.


Después de recorrer la cresta del gallo llegamos a los pastos de Mitxintxola. Justo antes de llegar al pinar cogemos el camino de la izquierda.


Pastos de Mitxintxola




Por el camino encontramos un mirador.
Vista hacia el oeste


Vista hacia el este


Zona de Buenos Aires (ruinas)




Comienza el descenso hacia el primer valle colgado: Grankanto


Empiezan a verse las rocas con formaciones curiosas.
Hoy no tenemos muy buena luz para fotos. El día está muy triste.














Vista del valle de Grankanto




Erreka Inalurreta




Punta Platantxulo




Mirando atrás vemos a la derecha el sendero por donde hemos bajado. Empieza la subida.


Los narcisos están portodas partes.






¡¡Menuda subida!!


Vamos dejando atrás Grankanto


Mientras vamos en camino hacia Galea observamos tres ovejas pastando en la placa inclinada. No son conscientes de lo que hay abajo.


Galea. El sendero pasa cerquita de una placa con bastante inclinación.


Se observa el sendero y la subida que nos espera despues de Galea


Erreka Sagatxa


Erreka Sagatxa


No me acerqué al Dolmen pero desde aqui ya lo veo.




Ya hemos subido la empinada cuesta de Galea. Hacemos una paradita y foto al canto.


Bonita caida hacia el mar.


Desde aqui apreciamos la playa pedregosa de Tximistakurratua




El siguiente valle, Kostatxiki, lo pasamos por arriba




Seguimos viendo rocas con formas muy curiosas. Esta me recuerda a los gatos que venden los chinos y que están todo el santo día moviendo la pata.


Las rocas de Txakilarri. Desde aqui hay bonitas vistas tanto hacia Grankanto como hacia Azabaratza


Ya vemos Azabaratza. Voy emocionado. Tenía muchas ganas de conocer este sitio.


Otra roca curiosa a la que le llaman 'La aguja fálica'




Según vamos descendiendo voy alucinando con los dibujos que tienen las rocas.












Erreka Arrangua que lleva sus aguas hasta la kala de Azabaratza


Ahora voy a poner unas cuantas fotos de Azabaratza. Antigua empresa de recogida de algas. Yo lo unico que veía era porquería por todos los lados y, para muestra un botón.








Cruzamos la placa. Vamos con cuidado aunque la placa es muy adherente.


Aqui tenian de todo. Vean, vean, la ducha...


la fregadera...


y la villita...


con merendero incluido




La porquería que comentaba


Tras una pequeña pausa continuamos nuestro camino. Nos dirigimos a otro sitio que tengo muchas ganas de conocer: Grieta Akerregi.

Vamos dejando atrás la famosa Azabaratza




Nos encontramos con las chabolas de los pescadores. Ahora mi idea de las cuatro ramas y un toldo se borra de la memoria. Estas chabolas se las han currado a pesar deque no están en muy buen estado.








El día de la ciclogénesis explosiva hubo un incendio y empezamos a ver las consecuencias del mismo.. Nos vamos hacia la grieta Akerregi.




Llegamos a la grieta. Es impresionante.








Se puede pasar por la parte baja cerca del agua. Estuve buscando el paso pero me parecía arriesgado y yo no estoy para sufrimientos, asi que media vuelta y a rodear la grietita que todavia nos queda trecho.






Retrocedemos hasta esta casita (chabola me parece un insulto), que tenía hasta frigorifico y todo, aunque no de donde cogía la electricidad. Me dio la impresión de estar habitada. No entré por si acaso


Otra subidita. Las piernas ya empiezan a notarlo. Hasta aqui el recorrido ha sido muy cañero con un continuo subebaja


Una vez arriba encontramos tirado en el suelo este cartel y...¡anda, pero si vamos una hora tarde!.Lo que se supone que teníamos que haber tardado cuatro horas lo hemos hecho en cinco. Me he parado mucho tiempo sacando fotos y mirando las rocas. Bueno, todavia nos queda la mitad por ver. Hacemos una parada de media hora y comemos. Con todo esto estamos pasando bastante calor. Llevaba 2 litros y medio de agua y solo me queda uno. Estoy sudando de lo lindo. No corre el aire. Este recorrido con buen tiempo y sol tiene que ser matador.


Ya hemos rodeado la grieta Akerregi




Llegamos a la playa pedregosa de Tximistakurratua, la cual guarda alguna que otra sorpresa












Aqui me encuentro con otra grieta que superamos sin dificultades por la parte superior. Tenía que haber sacado la foto con mi compañero para que se viera el tamaño de la misma. Calculo unos 6 ó 7 metros de altura en la parte más alta y 1,5 metros de anchura.


Dejamos atrás la pequeña grieta (comparada con Akerregi, claro)


Aqui podeis ver la anchura de Tximistakurratua donde mi compañero de fatigas se le ve al fondo


De pronto...¡ey!, ¿esto se acaba aqui?.  Me encuentro con un corte muy brusco. Estamos en la Punta Ixkiro


Desde aqui vemos el entrante del valle de Labetxu, el llamado 'valle de los colores', también la
punta Morkotz en la mitad y al fondo la punta Turroia.


Seguimos el acantilado hacia arriba por un sendero que se adentra por un pinar quemado.


Veo una roca que parece una cabeza de cordero, asada y después repelada.


el pinar quemado. ¡Que pena!


De pronto el camino va hacia abajo y toma inclinación.


Nos han puesto una cuerda anudada para ayudarnos a bajar unos cinco metros. Se baja muy bien.


La bajada al valle de Labetxu


Se observan diferentes colores en las rocas. Por aqui hay mucha zona quemada.


¡¡Fijaros que colorido!!


Labetxu


Por ahi venimos


Aprovechamos para refrescarnos. Esta nublado y no es un día de calor pero aqui... buff!!










Estas formas me gustan mucho. Callos a la madrileña un poquito duritos.

Información técnica sobre estas formaciones:
http://www.aranzadi-zientziak.org/fileadmin/docs/espeleologia/TOTAL.Jaizkibel.1.pdf
http://www.aranzadi-zientziak.org/fileadmin/docs/espeleologia/TOTAL.Jaizkibel.2.pdf


El monstruo que abre la boca y nos quiere comer. ¡¡Ahhhhhh!


Empezamos a subir de nuevo; esta vez la subida no se hace tan dura y vamos dejando Labetxu atrás.


Nos adentramos en el 'Laberinto' donde todas las rocas están erosionadas hacia el sur. Hay rocas expectaculares. Como alguno dice: esculturas naturales sin proteger.


Por fuera...


... y por dentro






¿Aqui había un momia?. El sarcofago se encuentra en perfecto estado.






Llegamos a 'Las Habitaciones' y...


Aqui está 'La Concha' o 'La Boveda' con su veta dorada. Esta parte del recorrido ha sido mágica. Caminar por este sitio es flipante; parece que estés en otro mundo. Estamos en la punta Turroia.


Mi amigo Oscar en una de las 'habitaciones'


Seguimos por un bonito camino y nos encontramos con el corte más increible de todo Jaizkibel: el corte de Lezonabar. Aqui nos quedamos un poco bloqueados; El empiece del sendero esta pegadito al borde del barranco e impone un poco ya que la altura impresiona. No se exactamente cuantos metros de altura puede haber hasta la kala de Erentzingo Portua pero calculo que más de cien. Desde aqui transcurre un bonito sendero en balcón, el balcón de Erentzin, que una vez superada la impresión inicial no tiene ningún problema. Parece más de lo que realmente es.


En algunos tramos hay que bajar la cabeza para no darse con las rocas e ir pegaditos a la rocas. Las vistas de Erentzingo Portua son impresionantes.




Mi amigo Oscar poco después de comenzar el sendero por el balcón de erentzin




Erentzingo Portua una kala muy guapa donde habitualmente se practica el submarinismo. En esta foto se ve en la zona izquierda un pequeño bote. Imaginaros lo grande y alto que esto.


Ya estamos casi al final de la bajada y en el valle vemos unos caballitos


Ya en el final una última bajadita con la ayuda de una escalera de alumino. ¡Como nos cuidan!. Anda que...vaya merito el que llevó la escalera. La caminata se las trae e ir con una escalera por estos sitios pues tiene merito.


Los caballitos y al fondo el balcón de Erentzin




Aqui he intentado dibujar por donde va el sendero. ¡Parece mentira!, ya os digo que parece más de lo que realmente es.


En esta zona también hubo una empresa derecogida de algas. Todavía se pueden ver las huellas y la porquería que dejaron.






Dejamos atrás Erentzingo Portua para...


adentrarnos en Erentzin Zabala o 'La Playa de los Fósiles'. Esta zona imagino que hay que pasarla con marea baja porque con marea alta tiene que haber agua. Las dos rayas blancas trancurren por aqui pero imagino que habrá otra variante en caso de que esté alta. Lo desconozco, la verdad.




Nuestra cabeza está imagina que imagina con todas las formas que vamos viendo. ¡Esto es un alucine pero de verdad!.

Este tipo de formaciones recibe el nombre técnico de Paramoudras. Interesante enlace sobre estas rocas:
http://www.aranzadi-zientziak.org/fileadmin/docs/espeleologia/Galan-Molia.Paramoudras.pdf


El meón :-)


Como podeis ver hay agua por el camino; menos mal que lo pasamos con marea baja.


Desconocemos por donde nos llevará el camino pero seguimos las señalizaciones.


De pronto...¿donde están las dos rayas blancas?. ¡Ey!, suben por ahí, por la pared. ¿Por ahí hay que subir?. Nos acercamos y... tampoco es para tanto. La pared está lo suficiente inclinada y es tan adherente que se sube sin ningún problema. Muy fácil.


Al fondo ya se asoma la punta Biosnar


Dejamos atrás Erentzin Zabala y continuamos por el sendero


¿Y esto para que era?. Más chatarra por medio


Erreka Mintegi y al fondo la punta Irupuntxa




Sigue haciendo calor. Aprovechamos para refrescarnos y yo para llenar una botella de medio litro. Compruebo la potabilidad del agua y me meto medio litro de tirón. ¿Potable?. Aqui estoy.


Esta foto creo que es la punta de Erentzintxiki


Punta Biosnar. Utilizada por los balleneros en el avistamiento de ballenas. Una cruz recuerda lo peligroso que puede ser este sitio.


Un poco más adelante divisamos la otra kala. Se trata de Laondoko Portua. Hay una mancha negra sobre las piedras. Al parecer un caballo se ha despeñado.


Ha debido de ser reciente pues todavía no ha empezado ha descomponerse.




Vamos dejando atrás la punta Biosnar y Laondoko Portua. Ahora el terreno es muy suave. Predominan las campas con caballos. Mi amigo Oscar no se encuentra bien. Sufre de migrañas y me dice que está fatal por lo que decidimos subir hacia Guadalupe para después bajar a Hondarribia y coger el autobús que nos llevará de nuevo a Rentería. Después otro bus a Donibane y fin del recorrido.


La última foto antes de ponerse a llover de lo lindo; lo cual hace que guarde la cámara. Al final el día se portó. Damos gracias de que no hubiera hecho más calor. Dejamos el recorrido en la zona de Marla y subimos por una pista hasta el merendero Justiz y nos tomamos una buena caña. Apenas dos Km nos separan de Guadalupe donde al llegar me tomo una botella de sidra entera y dos pintxos de txistorra. Vaya día de sed. Tras un breve descanso continuamos bajando hacía Hondarribía por el camino del Calvario para después adentrarnos por las calles de Hondarribia hasta la parada del bus.

Tengo una espinita clavada por no poder acabar el sendero en el Faro de Higuer. El debate según subiamos al merendero de Justiz era que teniamos casi la misma distancia continuando hacia Higuer que subiendo a Guadalupe y bajando a Hondarribia. Mi amigo estaba mal y dejé que decidiera.



Bueno amigos, hasta aqui mi experiencia por el sendero del litoral. Son unos 24 Km flipantes. El recorrido se puede dividir en tres partes: La primera de Donibane hasta Azabaratza es dura porque es un continuo rompepiernas, el segundo tercio del recorrido es más moderado pues se sigue subiendo y bajando pero las cuestas no son tan duras y luego el último tercio desde Laondoko Portua hasta el final es suave. A mi parecer es mejor hacerlo desde Pasai Donibane a Hondarribia, ya que al contrario las subidas y bajadas de La Galea y Grankanto pueden ser matadoras. Pero bueno, esto para vosotros es jauja que estias echo unos máquinas.

Espero que os haya gustado. Se que hay más repors de este recorrido pero me apetecía aportar mi granito de arena.





1 comentario:

Puede dejar aquí su comentario y en breve será publicado