Páginas vistas en total

domingo, 26 de agosto de 2012

Embalses de Leurtza

Nos vamos a pasar el día con los peques a Navarra. La idea es dar la vuelta a los embalses de Leurtza siguiendo el balizado verdiblanco del SL-NA 007 (Embalses de Leurtza), comer en la zona pic-nic habilitada y zanganear en alguna sombra cerca de la orilla del emblase. Un recorrido de tan solo 3,5 Km que transcurre por un paraje espectacular. Los embalses de Leurtza fueron declarados Área Natural Recreativa en el año 1996.

En el noroeste navarro, entre los municipios de Urrotz y Beintza-Labaien, se esconden dos embalses construidos en 1920. Estos embalses se construyeron principalmente para alimentar la central hidroeléctrica de Urrotz. Los embalses de Leurtza (inferior y superior) y el valle forman una cuenca cubierta de hayedos, situada en el cordal montañoso que constituye la divisoria de aguas cantabro-mediterranea.

Cómo llegar: N-121A hacia Irún, desviarse a Doneztebe/Santesteban y, por la NA-4040 hasta Urrotz. Carretil asfaltado de 5 km asciende hasta los embalses de Leurtza.

Mapa del recorrido:
Photobucket
Track del recorrido:


Al llegar al aparcamiento encontramos el símbolo del Parque, el monumento a la rana bermeja.
Photobucket

Nos vamos preparando: calzado, crema solar, etc No hemos madrugado mucho y al llegar encontramos el aparcamiento casi lleno. A pesar de que había bastante gente, sobre todo en las zonas de barbacoas, mientras hicimos el recorrido no nos cruzamos con mucha gente. Creo, que como el día fue soleado y caluroso, muchos subieron a bañarse.
Photobucket

Comenzamos el recorrido en la caseta del centro de información y nos dirigimos hacia el área recreativa. Continuamos por la derecha, siempre siguiendo las marcas verdiblancas
Photobucket

las barbacoas en la zona de pic-nic. Dentro de poco estarán echando humo.
Photobucket

Muy cerca encontramos una fuente
Photobucket

Al lado de la fuente se los servicios públicos y los fregaderos
Photobucket

El camino por esta parte
Photobucket

El embalse superior está seco y los caballos aprovechan la campa verde para pastar
Photobucket

Los niños quieren sorprender al caballo y se acercan "silenciosamente"
Photobucket

Pero... el caballo sale espantado con tanto alboroto.
Photobucket

Solo un tímido hilo de agua atraviesa el embalse superior.
Photobucket

El ritmo en estos recorridos lo ponen los niños y las paradas son continuas
Photobucket


Tras pasar el pluviómetro del Gobierno de Navarra llegamos a la Zorzaieko erreka, una de las errekas que alimenta el embalse superior. No baja mucha agua. Iñaki e Idoia, que son biólogos,  nos comentan que se puede saber la calidad del agua dependiendo de que "bichitos" se encuentren en el agua, bajo las piedras, etc
Photobucket

El grupete llegando a la erreka
Photobucket

Bajo las piedras aparecen casitas de tricópteros que se asocian a condiciones óptimas y subóptimas de calidad ambiental
Photobucket

Efémera de la familia de los Heptagénidos
Photobucket

pequeños moluscos o lapas Ancylus sp.
En resumen, el agua es buenísima!!
Photobucket

Dejamos la erreka, las piedras y sus habitantes y continuamos
Photobucket

Entre las hojas veo que algo se mueve: una pequeña ranita bermeja. Entre finales de enero y febrero las ranas bermejas salen de sus agujeros escondidos en el hayedo o bajo las hojas para poner sus huevos en los embalses. Por estas fechas (enero-febrero) es más que probable que se puedan ver muchas ranas.
Photobucket

Encima de la mano se aprecia mejor el tamaño de la ranita.
Photobucket

y vimos otra rana un poco más adelante. También pequeña. Estas ranitas también son un indicador de calidad ambiental pues son muy sensibles a las perturbaciones de los ecosistemas, especialmente la contaminación.
Photobucket

Una gozada caminar por esta zona bajo la sombra del hayedo.
Photobucket

Photobucket

caballos pastando en el embalse superior
Photobucket

jugando con la profundidad de campo de la cámara. Hojas de haya
Photobucket

Photobucket

Muga 34: establece los límites municipales de Urrotz y Beinza-Labaien
Photobucket

Llegamos a la erreka Errekabeltz que también alimenta el embalse superior.
Photobucket

un lugar muy refrescante y exhuberante
Photobucket

LLegamos al muro de la presa superior
Photobucket

Vistas del muro de la presa
Photobucket

y el embalse superior vacio. Vemos una garza cerca de la erreka pero el zoom no me da más.
Photobucket

Detalle del muro de la presa
Photobucket

Foto sacada desde el centro del muro hacia el embalse inferior.
Photobucket

Después de deleitarnos con las vistas regresamos al camino
Photobucket

La gente ya está tomando el sol y bañandose
Photobucket

Hojitas del hayedo
Photobucket

y estos dos que quieren "escalar la montaña"
Photobucket

y el resto de la tropa infantil les sigue.
Photobucket

Photobucket

Los rayos solares llegan a duras penas en le hayedo tupido
Photobucket

Photobucket

Pasamos por una zona kárstica que la tienen señalada con un palote como punto de interés
Photobucket

LLegando a la presa inferior
Photobucket

Photobucket

La verdad que el sitio es precioso
Photobucket

Photobucket

La tubería de presión al otro lado del muro
Photobucket

En la otra orilla, a punto de terminar el recorrido
Photobucket

y tras cruzar la presa volvemos a la carretera donde un poco más adelante termina el recorrido en la caseta del centro de información
Photobucket

Una pequeña "xilaba". Nosotros a este tipo de culebras le llamábamos xilabas pero desconozco que otro nombre pueden tener.
Photobucket

¿en que estará pensando?
Photobucket

Después de comer nos acercamos hasta la orilla del embalse inferior. Se estaba de cine con el día que salió. Alguno aprovecho para darse un baño y comentó que el agua estaba calentita.
Photobucket

Después de comer el descansito bajo la sombra
Photobucket


Un recorrido en un entorno precioso que es ideal para hacerlo con los más peuqeños de la familia.


2 comentarios:

  1. Bonita vuelta para hacer con los txikis y no tanto jeje, muy txulo

    ResponderEliminar
  2. Buen post, pero diría que la culebra no es tal culebra sinó un lución (en euskera ziraun), que viene a ser una lagartija sin patas y no una verdadera serpiente.

    ResponderEliminar

Puede dejar aquí su comentario y en breve será publicado