Páginas vistas en total

miércoles, 28 de marzo de 2012

Circular de Madotz a San Miguel de Aralar por el Valle de Ata y vuelta por el GR20

25 de marzo de 2012, domingo

Vuelvo al precioso Valle de Ata (Navarra) situado en el SE de la Sierra de Aralar. La última vez que estuve con mi amigo Fernando había mucha nieve y todo estaba precioso. Me preguntaba como sería ese valle caminando sin nieve. Aquella vez, con las raquetas puestas, llegamos hasta el comienzo del valle y no pudimos ver la famosa piedra de Roldán por falta de tiempo. Prometí que volvería para recorrerlo, con la idea de ir hasta el santuario de San Miguel de Aralar por el antiguo camino de peregrinación usado por las gentes de los valles. Dicho y hecho.

La idea es recorrer el Valle de Ata visitando el menhir Erroldan Harria y después ascencer al monte Artxueta (1344m), bajar al santuario de San Miguel de Aralar y volver a Madotz por el GR20 que transcurre por el Valle de Agiti. Recorrido suave, bonito, tranquilo y muy recomendable que ronda los 18Km y unos 800m de desnivel positivo acumulado. La meteo se portó y nos ofreció un estupendo día soleado donde las primeras horas fueron frescas.

Mapa del recorrido:
Pincha aquí para descargar el mapa con calidad
Photobucket

Perfil de altura:
Photobucket



Una vez más me junto con mi amigo Lupo2 (Oscar) y nos acercamos al pequeño y precioso pueblo navarro de Madotz, enclavado en el extremo sur del valle de Larraun, donde en un pequeño aparcamiento dejamos el coche.
Photobucket

Junto a la carretera, dejando la iglesia a nuestra derecha, parte una pista hormigonada. Unos metros más abajo cogemos el camino de la derecha
Photobucket

enseguida llegamos a la fuente-abrevadero
Photobucket

y por un camino carretal en suave ascenso nos vamos adentrando en un bonito bosque entre fresnos
Photobucket

Se termina el camino carretal y comienza un sendero. El camino, en algunas zonas, tiene bastante barro.
Photobucket

El bosque
Photobucket

en cuarenta minutos se llega al portillo de Ata donde las vistas al valle se abren
Photobucket

A la derecha queda el monte Akier(1001m) y un poco más adelante el Elorrigain (1059m). A la izquierda el Solloaundi (1045m) aunque en la imagen no se ve
Photobucket

Monte Akier
Photobucket

Continuamos por el vallecito disfrutando de su tranquilidad.
Photobucket

En diez minutos desde el portillo de Ata llegamos a la famosa piedra de Roldan donde la leyenda cuenta que el gigante Roldán estaba empeñado en destruir el pueblo de Madotz que habita uno de los confines del Aralar navarro. Tanto, que decidió hacerlo lanzando contra sus tejados grandes piedras que arrancaba de donde ahora se levanta el santuario de San Miguel y, aunque la leyenda no dice cuántas consiguió lanzar ni el resultado de sus propósitos, sí nos advierte de que una de ellas, grande y alargada, quedando enredada en su manto, no llegó por fin a su destino sino que cayó a mitad de trayecto para ir a hincarse a las praderas del valle de Ata. Y tal fue la rabia con la que el gigante la lanzó, que en aquel mal gesto que impidió el vuelo gigantesco del pedrusco le dejó marcadas las trazas de sus fuertes uñas a modo de surcos que todavía enseña la piedra. Son seis los surcos enigmáticos que marcan la piedra que los expertos dicen es un menhir verdadero, el primero en identificarse como tal en Aralar.
Sobre el pasto del valle de Ata, en los claros que entre los hayedos dejan ver el cielo, el menhir sobresale apenas un metro pero guarda enterrados sus secretos todavía otros dos metros bajo tierra.
Photobucket

El amigo Oscar toqueteando los 'zarpazos' que dejo el gigante Roldan
Photobucket

Seguimos caminando y podemos contemplar a lo lejos la cima del monte Artxueta (1344m) donde destacan varias antenas y repetidores
Photobucket

Llegando a Zubigoien donde girando a la izquierda está la fuente abrevadero de Iturriotz (Zubigoien)
Photobucket

No estoy seguro pero creo que esto es la fuente-abrevadero de Iturriotz (Zubigoien)
Photobucket


Photobucket

Un poco más adelante, a la izquierda del camino, vemos una regata donde sus aguas se meten tierra adentro
Photobucket

El Artxueta cada vez más cerca. Ahora caminamos por un camino que viene desde Arakil
Photobucket

Photobucket

Llegamos al borde del arbolado y una puerta corta el camino. Vemos las marcas blanquiamarillas del PR-NA 82 que conducen hasta el santuario de San Miguel de Aralar. Pasamos la puerta y un poco más adelante se gira a la izquierda.
Photobucket

Cruzamos un pequeño arroyo y empezamos a subir por un precioso camino
Photobucket

El ascenso al principio es un poco fuerte. Esta parte del recorrido ha sido la que más me ha gustado. Transcurre por un hayedo y una zona kárstica que es una autentica gozada. El sendero está perfectamente balizado pero hay que estar atentos.
Photobucket

Por el PR-GI 82 camino del Santuario de S.Miguel de Aralar
Photobucket

Photobucket

Contemplando las maravillas del bosque
Photobucket

Photobucket

¡¡Menudas ramas!!
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Aparecen los primeros restos de nieve
Photobucket

Photobucket

Photobucket

A nuestra izquierda se encuentra el cordal rocoso
Photobucket

Al fondo se encuentra el paso que nos llevará a la otra loma del monte
Photobucket

Marcas del PR-NA 82
Photobucket

Cruzando a la otra loma
Photobucket

Al cruzar a la otra loma las vistas se abren y podemos contemplar la Sakana, el monte Beriain y el santuario. Enseguida llegamos a una zona donde encontramos un montón de piedras. Cuentan que al capellán del Santuario de San Miguel, lo nombraron párroco de Madoz y que, a partir del nombramiento, todos los dias subía desde el pueblo, por el valle de Ata, hasta dar vista al Santuario. Rezaba una oración, arrojaba una piedra al suelo y se volvía a Madoz, siendo así como tomó cuerpo ese gran montón de piedras, a modo de túmulo. Y se dice que nunca mas volvió al Santuario. LLegados a este punto se puede optar por subir el Artxueta o continuar hasta el santuario siguiendo las marcas del PR.
Photobucket

El montón de piedras
Photobucket

Optamos por subir al Artxueta. La traza del sendero no es muy clara pero tampoco hay perdida: todo recto hacia arriba por donde mejor te venga
Photobucket

Según subimos la Sakana nos ofrece una maravillosa vista
Photobucket

Al fondo el monte Beriain
Photobucket

Estamos muy cerca de la carretera que va hasta la cima del monte
Photobucket

Vemos el Santuario de San Miguel de Aralar y el Beriain de fondo
Photobucket

Cima de Artxueta (1344m) y uno de sus buzones
Photobucket

el otro buzón
Photobucket

y yo con el Hacha
Photobucket

Bonitas vistas desde la cima hacia las Malloas
Photobucket

Vistas hacia el Valle de Ata de donde venimos y Agiri por el que volveremos
Photobucket

Después de contemplar el paisaje descendemos y ahí se quedan todas las antenas
Photobucket

Imagen del santuario bajando del Artxueta
Photobucket

Y entramos por donde no debemos, pero es lo que hay
Photobucket

Oscar maravillado con las vistas
Photobucket

La entrada al santuario de estilo románico
Photobucket

Cerca se encuentra la ermita
Photobucket

Photobucket

Photobucket

El famoso retablo románico esmaltado del siglo XII esta declarado como BIC (Bien de Interes Cultural).La ausencia de algún medallón y pequeños tramos de arquería recuerdan que en 1979, Erik el belga,ladrón de arte internacional, robó un importante número de piezas de esta excepcional obra, que afortunadamente, con el paso de los años, se han recuperado en su práctica totalidad.
Photobucket

Las cadenas que llevó como penitencia el parricida Teodosio de Goñi. Una placa donde pone "Si  Cristo os hace libres, sereis realmente libres". Pero, ¿quien era este señor?. Este señor fue un caballero que estaba casado y vivía en un palacio con su esposa y sus padres (como muchas familias de las de ahora). Marchó para ayudar a su rey y combatir contra los moros y a la vuelta, en el bosque, se le aparecio Basajaun (señor del bosque que nada tiene que ver con Lucas el Gormiti) con forma de demonio y le dijo que su esposa se la estaba pegando con su criado. ¡¡Si corres les pillaras fornicando!!,¡¡corre, corre, cornudo!!. Encolerizado y totalmente cegado por el odio se dirigió al palacio con la idea fija de matar a su esposa y su amante. Al llegar al palacio entró en la habitación, y en un visto y no visto, mató a la pareja que yacían bajo las sábanas. A la salida del palacio se quedo estupefacto al ver a su esposa que venía de la iglesia. ¿A quien he matado yo?, se preguntó. ¡¡Gilipollas has matado a tus padres!!- le dijo su esposa cuando le contó lo que había hecho. Les deje la habitación porque para mi era demasiado grande y me encontraba muy solita y perdida sin ti - le contesto la mujer. Totalmente arrepentido, se echó a llorar y tuvo que suplicar al obispo que le perdonara. ¡Has matado a tus padres y deberías ir a la carcel pero... como eres caballero, amigo del rey y además tienes pasta, prefiero que se moje el Papa y sea él quien te perdone - le dijo el obispillo (menudo marrón). Así que se fue para Roma como si nada y allí el Papa le concedió el perdón de sus pecados. ¡¡Eso si!! - le dijo - como penitencia tendrás que llevar estas cadenas y solo si Cristo os hace libres, sereis realmente libres. Teodosio regresó y pululaba de un sitio a otro con las cadenitas de marras. Un día se fue al monte (como vamos nosotros) y de una sima salió un dragón. Cuando el dragón se lo fue a papear, Teodosio invocó a San Miguel. En un plis-plas San Miguel apareció y se interpuso en medio. ¡¡Zas!! y le cortó la cabeza al dragón. ¡¡Hala chabal, de la que te has librado!! - le dijo. Además, como soy amigo de Dios te voy a liberar de esas pesadas cadenas que llevas. me debes una - le dijo. Teodosio no se lo creía y por fin era un hombre libre. Así pues con la pasta que tenía levantó sobre la sima donde san Miguel dió muerte al dragón este bonito santuario que puso por nombre San Miguel in Excelsis con ostatu incluido donde te puedes comer un pintxo de tortilla.

Photobucket

Por si acaso tienen poderes curativos me paso las cadenitas por todo el cuerpo
Photobucket

El pintxo del que os hablaba
Photobucket

A Oscar le ha hecho gracia la historia que os he contado
Photobucket

Después del merecido pintxo continuamos ruta. El descenso a Madotz lo vamos a hacer por el GR-20 (Vuelta a Aralar)
Photobucket

La primera parte del descenso bastante resbaladiza.
Photobucket

Photobucket

Han creado algún tipo de circuitos, no se si para motos o para bicis.
Photobucket

Llegamos a la carretera que viene desde Arakil y que sube al santuario
Photobucket

La pared vertical del Madalen Aitz y el Beriain al fondo
Photobucket

Llegamos al dólmen de Pamplonagain
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Mucho muérdago por esta zona
Photobucket

Balizado antiniebla en el GR-20
Photobucket

Pasamos junto a la borda de Agiti
Photobucket

caminando por el valle de Agiti
Photobucket

Pedazo de raices
Photobucket

En un punto determinado del GR-20 vemos un desvio que indica hacia el pueblo de Madotz. Es un sendero balizado con pintura azul y se sigue sin problemas
Photobucket

Photobucket

El sendero muere en una pista y seguimos hacia la izquierda. Enseguida vemos las casitas de Madotz
Photobucket

Caballos pastando y el Artxueta que ya queda bastante lejos
Photobucket

Llegando a Madotz
Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

y llegada al aparcamiento
Photobucket

2 comentarios:

  1. Precioso recorrido¡¡¡ Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Magnifico.
    Hay un pedazo de camino, que os saltasteis, que va desde el monton de piedras hasta San Miguel por la ladera de Artxueta; Es una calzada (estrecha) magnifica y hay un grabado en la roca de la figura de San Miguel.
    En la salida de Madotz, bajando el cemento, hay otra figura grabada en la roca de la izquierda.
    Aunque parezca mentira por el camino de Madoz a Ata del fondo del "valle" subian camiones madereros (mi padre se acuerda), hace > 40 años. Eran otros tiempos. El camino a pie subia (y se encuentra, pero tapado de arbustos) en la ladera a la izquierda.

    ResponderEliminar

Puede dejar aquí su comentario y en breve será publicado